Joseph Barela creció en un ambiente en el que parecía natural el consumo de drogas y ser detenido eventualmente por las autoridades, y cuando al fin quiso cambiar, ya de 50 años de edad, fue un proyecto llamado “cambia tu expediente y cambia tu vida” el que le permitió superar décadas de fracaso.

Joseph creció en una familia en la que sus propios padres fueron adictos a las drogas. El consumo, y lo que tuvieran que hacer para asegurarse el consumo de drogas, parecía normal

Un día al estar con su niña de solo 10 años de edad, se dio cuenta que era responsable por ella y que en ese momento estaba completamente drogado con cocaína. Fue entonces que quiso cambiar, principalmente por su niña, pero no le iba a resultar fácil.

Había estado en prisión ocho años. Sus delitos, de los que las autoridades sabían, incluyeron haberse metido a robar a una tienda de departamentos en 1989, hurtar neumáticos en 1993, recibir artículos robados y resistirse la arresto al ser descubierto.

Sentía que, aunque quisiera, no iba a poder ser aceptado, que le dieran trabajo, que confiaran de nuevo en él. Había salido libre y realmente quería cambiar, pero le parecía que todo estaba en su contra. Unos conocidos le hablaron entonces del plan “cambie su expediente y cambie su vida”. Buscó información y comprobó que era cierto, que podía modificar su historial delictivo y, lo mejor, ni siquiera necesitaba realmente un abogado, solo una guía.

Estos son los requisitos de Joseph cubría: no estuvo preso por delitos violentos o armados, ni golpeó a nadie, y aunque hubo hurtos y neumáticos robados, ninguna de esas ocasiones el monto fue superior de 950 dólares; todo eso era susceptible a ser borrado en su expediente.

Ahora el expediente de Joseph está limpio y ha confirmado que realmente fue un cambio de vida, ya tiene trabajo estable.

Eso fue posible porque la Proposición 47, aprobada en elección hace dos años se convirtió en ley y no sólo eso, sino que es retroactiva, es decir que no nada más se aplica a los casos que sucedan de ahora en adelante o desde que fue aprobada, sino también es para los casos que ocurrieron en el pasado.

La Proposición 47 ha ayudado a que salgan libres por lo menos 4,700 presos no violentos que purgaban sentencias pro delitos cuyos montos fueron menores a esos 950 dólares que la ley toma como tope.

Quedan en California decenas de miles de potenciales casos que podrían beneficiarse con la proposición 47, tanto de presos actuales como de ex presos que desean cambiar su expediente.

Anna Castro, la vocera de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de San Diego informó que este sábado varias organizaciones van a tener una “Feria de recursos” de la Proposición 47 en San Diego.

Quienes deseen acudir, pueden consultar casos de familiares y conocidos. Lo ideal, dijo Castro es que lleguen con una copia del expediente de la persona que podría beneficiarse, pero si no es posible tener esos documentos, de cualquier forma pueden informarse.

Por lo general, beneficiarse con la Proposición 47 se trata de un simple trámite y tener paciencia para aguardar los resultados.

La feria será de las 10 de la mañana a las 2 de la tarde en el 6145 de Imperial Ave.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com`