SAN DIEGO.- Una gran controversia ha desatado la iniciativa de ley SB 1146 presentada por el senador Ricardo Lara, que busca proteger de eventual discriminación a estudiantes LGBT que se encuentran en escuelas privadas donde se imparte educación religiosa.

Sin embargo, la iniciativa ya ha provocado diversas reacciones en contra como la expresada por el Rector de la universidad confesional (privada) Fresno Pacific University, Richard Kriegbaum, quien consideró que limitaría “enormemente la libertad de culto religioso, garantizado en la primera enmienda constitucional”.

La iniciativa está programada para ser presentada ante el pleno de la Asamblea de California el jueves 18 y viernes 19 de agosto, propuesta de ley que el director de California Catholic Conference, CCC, (Conferencia Católica de California), Edward Dolejsi, afirmó que en su capítulo III, además de impedir la libertad de fe en las personas, resulta en un castigo económico para los estudiantes que elijan una escuela de creencia religiosa.

Al fecha, sin embargo, alrededor de 6 escuelas privadas de educación superior en California y más de 40 a nivel nacional, han solicitado ser excluidas temporalmente de la obligación de dar cumplimiento al título IX del Acta Federal de Igualdad en Educación Superior (Equity in Higher Education Act), que es la base de la iniciativa SB 1146, y en todos los casos se les ha autorizado.

La iniciativa sostiene que “en la actualidad, las universidades que reciben exención al título IX no tienen que revelar su condición de estudiantes o personal, y muchos estudiantes son conscientes de cuáles serían las consecuencias potenciales en caso en el caso de que su orientación sexual o identidad de género no se estén alineados a los valores de las universidades”.

Se ejemplifica que el caso de “una universidad del Sur de California, en la cual un estudiante tomó un permiso de ausencia y durante ese tiempo hizo pública su homosexualidad en las redes sociales, pero cuando llegó el momento de regresar a la escuela, la universidad no quería readmitirlo”.

Cabe mencionar que con contadas excepciones, la mayoría de las organizaciones religiosas se oponen al matrimonio gay, siguiendo la conseja bíblica de que “el único matrimonio permisible” es el que sostienen un hombre y una mujer.

Pero para la Fundación Becket para la Libertad Religiosa, de ser aprobada la SB 1146 “se afectaría, de manera discriminatoria, especialmente a estudiantes latinos y afroamericanos que escogen estudiar en universidades religiosas privadas”.

En palabras de Montserrat Alvarado, de la Fundación Becket, “La SB 1146 daña directamente a los estudiantes de California más vulnerables, muchos de los cuales son los primeros en asistir a la universidad en sus familias, y le costará cientos de millones de dólares a los contribuyentes de California”. Esto significaría que las escuelas que no cumplan con el Equity in Higher Education Act, podrían perder sus recursos federales o ‘grants’.

No obstante, en respuesta a la Conferencia Católica de California, de la cual es vicepresidente Robert McElroy, el nuevo Obispo de la Diócesis de San Diego, Lara destacó el respaldo recibido a favor de la iniciativa por organizaciones como el Centro LGBT de Los Ángeles y Equality California, sobre el que declaró, “se enorgullecen de apoyar la SB 1146, para evitar la discriminación en la educación superior”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com