RIO DE JANEIRO, BRASIL.- Cuando el nadador estadounidense Mark Spitz obtuvo siete medallas de oro en los juegos olímpicos de Munich, Alemania, en 1972, se pensó que nadie podría superar su hazaña.

Pero como no hay nada que el hombre no pueda superar, apareció el ruso Alexander Popov, quien obtuvo 9 medallas de oro en los juegos olímpicos de Barcelona, Atlanta, Sidney y Atlanta y 6 en el Campeonato Mundial de Natación, efectuado en 1994 en la ciudad de Roma, Italia.

Sin que el mundo lo imaginara, un nuevo ‘Tritón’ (deidad marina de la mitología griega, mitad hombre y mitad pez), aparecería con el atleta estadounidense Michael Phelps, quien en los Juegos Olímpicos de Beijing (Peking) 2008, obteniendo 8 medallas aúreas, para ir a tono con el año de la antesala a esa década.

Hoy la figura mundial indiscutible es sin duda Phelps, quien ha demostrado a propios y extraños que es el Tritón de las Piscinas, al superar marcas inimaginables, y retirarse, a sus 31 años de edad, con las 5 medallas de oro y 1 plata, en los juegos de Río 2016. En total, el tritón estadounidense se va con 28 medallas, superando las 26 del ruso Popov.

Con su retiro, se va un enorme nadador y de nuevo la pregunta: ¿Quién superará su hazaña? Y la respuesta tendrá que darse, porque nada es imposible de igualar y superar para el ser humano.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com