TIJUANA.- El Colegio de la Frontera (COLEF), la única institución de investigación científica en la frontera norte de México que se dedica al impacto de la migración México-Estados Unidos, está celebrando su 34 aniversario.

Fundado por el doctor en Sociología, Jorge Agustín Bustamante Fernández, nace como Centro de Estudios Fronterizos del Norte de México (Cefnomex), luego sería el Colegio de la Frontera Norte, A.C, en 1982 y ahora con su nombre actual adoptado en 1986, COLEF

Su trabajo de análisis sobre el impacto a la Ley de Aministía Simpson-Rodino (1984-1985) y la visita a sus instalaciones originales en la Zona del Río por parte del Reverendo Jesse Jackson, son dos temas sobresaliente de este colegio con más de tres décadas de historia.

Expansión y especialidades

Además de Tijuana, el Colef cuenta con instalaciones en Mexicali, Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua; Nogales, Sonora,; Monterrey, Nuevo León; Matamoros y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

En cuanto a las especialidades y departamentos destacan Estudios Culturales, de Población, Económicos, Sociales y Urbanos y del Medio Ambiente.

En cuanto a Maestrías figuran la de Desarrollo Regional; Administración Regional del Medio Ambiente; Economía Aplicada; Estudios de Población, Acción Pública y Desarrollo Social y Gestión Integral del Agua. En doctorado, figura el de Ciencias Sociuales con Especialidad en Estudios de Postgrado.

“El Colef se ha definido por su investigación y docencia de alto nivel académico y donde, además, se genera conocimiento científico desde su perspectiva transfronteriza con reconocimiento internacional, debido al alto nivel de sus investigaciones y calidad de sus posgrados”, consideró Alejandro Díaz Bautista, Economista y uno de sus destacados investigadores.

Sus directores:

De 1982 a la fecha, el Colegio de la Frontera ha tenido cuatro directores: Jorge A. Bustamante (1982-1998); Jorge Santibañez (1998-2008); Rodolfo Guzmán (Interino-2008) y el actual Tonatiuh Guillén (2008 a 2017).

Presupuesto:

El presupuesto anual del Colegio, cuyas instalaciones se encuentran en San Antonio del Mar, es asignado y revisado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la normatividad de su operación es establecido por la Secretaría de Educación Pública.

Sin embargo, debido a los recortes anunciados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a raíz de la caída en los precios del petróleo de exportación, se anunció un recorte de más 46 millones de pesos, que afectaron a instituciones como el Colef y el Centro de Investigación Científica y Educación Superior de la ciudad de Ensenada (CICESE.