LAS VEGAS, NEVADA.- Tras varios meses fuera del octágono, el luchador irlandés Conor McGregor se cobró la revancha al alzarse con un triunfo sobre Nate Díaz en la pelea estelar del UFC-200,

Una decisión unánime por 48-47, 47-47 y 48-47, pudo sacar el irlandés pese a que se le vio un poco fuera de forma y falta de condición física, probablemente por el tiempo que ha estado fuera del enrejado.

Aunque McGregor comenzó fuerte logrando derribar en tres ocasiones a Díaz en el mismo primer asalto de la contienda, este último logró recuperarse a partir del tercer round, revelando cansancio en el irlandés.

En el cuarto round Díaz salió a darlo todo y logró buenos golpes que casi emparejaron los cartones, al grado de uno de los tres jueces dieron empate, pero al final Conor McGregor pudo conservar la victoria y su título de peso pluma, así como cobrar venganza de su rival.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com