El registro de nuevos electores en California aumentó en 700 mil votantes demócratas y 130 mil republicanos, una diferencia de más de 5 a 1 demócrata, en loso primeros siete meses del año, informó la Secretaría de Estado de California, la autoridad electoral.

De los 58 condados en el estado, 57 tuvieron aumento en registro de votantes demócratas y solo uno, Modoc, en la frontera con Oregon, registró un incremento de electores republicanos.

En condados con numerosos electores latinos, los demócratas crecieron en registro en un 20 por ciento en promedio.

Incluso en condados como San Diego, donde uno de cada tres residentes en latino, y hasta recientemente se consideraba bastión republicano, el aumento en registro de electores demócratas fue de 16 por ciento.

Aunque la secretaría no menciona a Donald Trump ni hace referencia a un voto de castigo, sí destaca como elementos que parecen haber influido en un mayor registro demócrata la contienda entre la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, y el senador Bernie Sanders.

Al conteo le falta agregar los votos de los electores registrados como independientes, que según encuestas también favorecen a los demócratas.

Cuando los independientes solicitan boleta electoral pueden permanecer independientes de ambos partidos o especificar que en esta vez desean una boleta electoral con nombres de aspirantes de alguno de los dos partidos.

Un buen número de electores que votaron por Sanders se registraron independientes que esta vez optaban por boleta demócrata.

Ahora que Sanders abandonó la contienda y apoya Clinton es de esperarse que parte importante de los independientes votará por la demócrata.

La pérdida de votos republicanos en California puede llevar a que en las elecciones del 2018 el estado tenga nuevamente, como en el 2012, una “supermayoría” demócrata.

El término significa que el gobernador, el vicegobernador, los presidentes de las dos cámaras y las mayorías en el senado y la asamblea, así como los secretarios electos en dependencias estatales son todos de un mismo partido.

Las voces de republicanos sobre el tema sí se refieren a la política y retórica de Donald Trump como perjudicial.

La campaña #nevertrump o #nuncatrump asegura que Trump ha destruido en un año lo que el Partido Republicano había construido en 40 años.

La cita se refiere al electorado en general, pero en particular destaca la necesidad republicana de sumar electores con nombre y apellido en español a su registro en todo el país.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com