Con su contrato a punto de vencer el 30 de septiembre, los conserjes que limpian miles de edificios en el área metropolitana de Boston votarán este sábado para autorizar a su comité negociador a convocar a una huelga si no llegan a un acuerdo con los empleadores antes del vencimiento del contrato.

La 32BJ SEIU y la Asociación de Contratistas de Mantenimiento de Nueva Inglaterra siguen aún lejos de llegar a un nuevo acuerdo.

Los conserjes y oficiales de seguridad que limpian, mantienen y protegen más de 2,000 edificios por toda la región de Boston, están negociando sus contratos en la actualidad. Más de 13,000 conserjes están amparados por uno de los mayores convenios maestros de Nueva Inglaterra.

Estos trabajadores limpian, mantienen y protegen edificios emblemáticos de Boston, tales como John Hancock, Prudential Tower, Vertex y los edificios de Biogen; y prestan servicios en compañías farmacéuticas, firmas financieras, de tecnología, transporte, así como en instituciones de educación superior, pilares todos de la economía de Massachusetts. Esta fuerza laboral, compuesta fundamentalmente de inmigrantes, tiene una larga historia de luchar por buenos empleos en el área.

Dado que el sector de propiedades está prosperando y goza de bajas tasas de vacantes y alquileres astronómicos, los limpiadores en la mesa de negociaciones están exigiendo un nuevo contrato que amplíe oportunidades de obtener empleos de tiempo completo y garantice salarios que se mantengan al ritmo del alza del costo de vida en una de las áreas metropolitanas más caras del país.

“Estamos orgullosos de la labor que hacemos para que Boston siga funcionando,” dijo Santiago Brito, un limpiador en el Distrito Financiero. “No tiene porqué ser un lujo —cuando uno trabaja a tiempo completo— el poder pagar su alquiler y sus cuentas, y poder a mandar a sus hijos a la universidad.”

Cuatro años atrás, cuando estos mismos limpiadores negociaron su último contrato, el país atravesaba una recesión. Desde entonces, los espacios vacantes en los edificios de oficinas de Boston se han reducido casi a los mismos niveles previos a la recesión, mientras que los alquileres se han elevado por encima de lo que eran entonces.

La propuesta de los conserjes también incluye ampliar el plan de salud pagado por los empleadores para incluir a toda la familia de quienes trabajan a tiempo completo y aumentos de salarios que se mantengan al día con el costo que representa brindar sustento a sus familias.