SAN DIEGO.- “Los miembros del Cabildo no han hecho nada por esta comunidad”, dijo sin tapujos Élida Chávez, una indígena nativa Chicasaw, saliendo en defensa de una comunidad donde ha vivido más de 4 décadas: Chollas View. La reacción de esta mujer latina se suma a otras voces que rechazan la propuesta de la organización no lucrativa Civic San Diego, de construir un desarrollo habitacional que consideran causaría un grave impacto ambiental.

“Creemos que no deben de cubrir parte del arroyo, como plantea el proyecto, porque en las lluvias esa agua corre en su cauce natural y desemboca en el Océano”, dijo.

Parte del paso del agua por el arroyo sería afectado, dijo, al señalar que de llevar a cabo dicho desarrollo “están atentando contra la madre naturaleza en una tierra que es sagrada y pertenece a los Kumiai”.

Agregó que otro punto importante es que para llevar a cabo este proyecto la comunidad no ha sido consultado, pese a que son los que ahí residen, y por tanto, tienen el pleno derecho de expresarse en aquello que consideran no es positivo para el sano desarrollo de las personas y su medio ambiente.

Al mediodía del martes 27 de septiembre, miembros del barrio de Chollas View, convocaron a una conferencia de prensa urgente pues buscaban hacer llegar su mensaje a la opinión pública de la ciudad de San Diego, ya que a las 2:00 p.m. de ese día el asunto sería motivo de votación por parte de los regidores en el Concilio.

Chollas View es un barrio relativamente pequeño unos 3,200 habitantes, asentado sobre un predio mayor de 424 acres pertenecientes al Cuarto de Distrito y la comunidad de Encanto, representado por Myrtle Cole, pero sus habitantes son notablemente politizados y participativos en todo lo que considera les afecta como comunidad.

El Pastor Cornelius Bowser, Líder de la Iglesia Charity Apostolic Church (Pentecostal), dijo que están abogando porque Cívic San Diego “desarrolle un proceso abierto, transparente y responsable en la selección de esta clase de proyectos”.

Durante la conferencia de prensa otro oradores entre los que destacaron miembros de la comunidad coincidieron en que los planes no son compatibles con el plan propuesto para el desarrollo de la cumbre y Euclides por su barrio porque Cívico de San Diego está poniendo los intereses de los desarrolladores del centro “por encima de los intereses de los miembros de la comunidad de toda la vida”.

Adelle Mathews es una esas líderes activistas que han vivido la mayor parte de su vida en esa comunidad participó en la conferencia de prensa que tuvo lugar a un costado de la esquina de Euclide y Hill Top, y solicitó junto al Pastor Bowser que se posponga esta decisión hasta que se escuche la voz de la totalidad de los residentes en esa comunidad. Mark Robsthe, por su parte, consideró que hace falta mayor atención y respeto por parte de la autoridad municipal hacia esta comunidad.

Pese al desacuerdo expresado por varios oradores en la Junta de Cabildo, el proyecto residencial, que considera la construcción de vivienda multifamiliar (horizontal), sería finalmente aprobado, sin embargo, por el voto de los 6 regidores asistentes, incluido la representante del 4 Distrito, Myrtle Cole al que pertenece Chollas View, respondiendo a la solictud de la representante de San Diego Civic, Sherry Burks.

En el mismo sentido, durante la reunión efectuada en la Junta de Cabildo, Civic San Diego recomendó que se apruebe la propuesta de construcción del desarrollo habitacional, que conforme al proyecto presentado comprende la construcción de multifamiliares (vivienda horizontal).

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com