California tiene una nueva ley que autoriza a sus residentes a romper vidrios de vehículos para rescatar mascotas que sus dueños hayan dejado encerradas durante días calurosos. La nueva ley pone como condición a los californianos avisar primero al menos por teléfono a las autoridades, pero la respuesta tarda y la mascota se ve en malas condiciones, entonces se puede quebrar algún vidrio para rescatar.

La ley protege a quien tenga que reventar vidrios o forzar puertas para salvar mascotas ante demandas o sanciones económicas o administrativas.

El legislador estatal Miguel Santiago, autor de la ley, dijo a El Latino que si una persona estaciona su auto a una temperatura ambiente de unos 26 grados centígrados bajo el sol y con los vidrios subidos, la temperatura interior alcanza unos 38 grados en unos diez minutos en promedio. El asambleísta, o legislador de la cámara baja, explicó que antes de formular la ley AB797, o Acta del Derecho al Rescate, participó en una muestra de autoridades de carreteras llamada “el reto del auto con calor”, que consistió en estar encerrado unos minutos en un auto estacionado bajo el rayo directo del sol en Los Ángeles. “No hay mascota que logre salir en buenas condiciones de esas temperaturas extremas”, comentó. La ley que firmó el gobernador Jerry Brown en el fin de semana y entró en vigor este lunes “protege a los buenos samaritanos”, quienes no van a tener que pagar por los vidrios toros. La iniciativa contó con el apoyo de la Sociedad Humana de California, una organización civil de rescate de animales, que ya había advertido sobre muertes de mascotas, principalmente perros, a quienes sus dueños dejaban en autos estacionados con los vidrios bajados apenas para que pudieran respirar. El subprocurador de distrito en Los Ángeles, Dan Felizzatto, había testificado en favor de la propuesta de ley que tan solo en su condado cada año cientos de mascotas sufren y muchas mueren por negligencia de sus dueños que las dejan encerradas bajo el rayo del sol. La nueva ley solo pide un procedimiento a quienes vayan a quebrar vidrios para rescatar mascotas: primero se cercioren que las puertas no pueden abrirse, que compruebe que el animal se ve que sufre o está en riesgo inminente, que contacte a las autoridades y espere cerca del vehículo, pero si las autoridades tardan en llegar y la mascota se ve en riesgo, la persona está autorizada a reventar un vidrio para hacer el rescate. Según el vidrio del que se trate, sustituirlo puede costas en California entre 150 y 750 dólares. Pero los dueños de mascotas abandonadas dentro de vehículos en días calorosos también están sujetos a multas. Pero las sanciones son para quienes no dejan a las mascotas deliberadamente a sufrir en el calor. Desde este año la Oficina de Investigaciones Federales (FBI) reclasifica la crueldad y la tortura a los animales como delitos contra la sociedad. Los peores casos tendrían averiguaciones y cargos similares a la tortura a las personas.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com