Varias organizaciones de California lanzaron esta semana una campaña para registrar entre San Diego y Oakland a un millón de nuevos electores a tiempo para que participen en las elecciones generales del 8 de noviembre.

El “Proyecto del millón de electores” inició el martes 27, el Día Nacional de Registro Electoral y movilizará en las próximas semanas a diversos sectores.

Uno de los coordinadores, Jorge Mario Cabrera, dijo a El Latino que el proyecto “es un primer paso para un cambio de electorado, que refleje con mayor apego la nueva composición demográfica en California”.

El plan se concentra en movilizar a electores afroamericanos, latinos, asiáticos, inmigrantes nuevos ciudadanos, refugiados, a ex convictos que ahora pueden votar, a jóvenes que nunca se han registrado o que nunca han tenido ánimos para votar, entre otros grupos.

Karla Zombro, la directora de campo de la campaña, dijo que en las primarias en junio solo el 40 por ciento de los nuevos electores efectivamente participó en las elecciones.

“Esta vez queremos motivar a los nuevos electores y a los infrecuentes votantes mediante contacto uno a uno para inspirarlos a que vayan a las urnas”, comentó.

Aparna Sha, encargada de movilizar a inmigrante naturalizados, explicó por su parte que muchos de los nuevos votantes desconocen el procedimiento para registrarse y votar, lo que ha limitado su participación.

En la campaña se les explicará paso por paso lo que deben hacer y dónde hacerlo para votar en las elecciones presidenciales.

Otro organizador, Adam Kruggel, dijo que la fuerza electoral de California está en la diversidad étnica; explicó que para la mayoría de las comunidades en el estado es muy importante comprender que su voto o no votar va a tener un impacto en sus hijos o en los menores de edad de su comunidad.

Por su parte Matt Nelson, el director de Presente.org, reconoció que la coalición se impuso un objetivo muy ambicioso al acordar que intentará registrar y motivar a un millón de nuevos electores, pero dijo que el esfuerzo es muy valioso porque podría llegar a transformar la cultura electoral en California.

“Queremos participar con una visión más allá de esta elección y más duradera, que apoye un cambio en la forma en que votamos en California”, dijo Nelson.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com