SAN YSIDRO.- Por lo menos una treintena de trabajadores protestó y marchó en las inmediaciones del McDonald’s de Barrio Logan para denunciar actos de acoso sexual en esa cadena de restaurantes.

Con la protesta, San Diego se sumó a otras 29 ciudades en el país donde desarrollaron manifestaciones similares. La trabajadora Maribel Sosa denunció que tiene que trabajar bajo amenazas y gritos, pero otras compañeras suyas son víctimas de acoso y no se atreven a hablar porque temen ser despedidas con excusas. El dirigente sindical Mickey Kasparian dijo que “la mayoría de los manoseos se registra en turnos nocturnos”. Denunció que “si estas mujeres se niegan a los avances románticos de sus supervisores, terminan despedidas”.

El trabajador Jorge Moreno advirtió que no se trata solamente de acoso sexual, sino que a los empleados también les imponen órdenes denigrantes.

El grupo de manifestantes, al que se unieron religiosos, marchó sobre calles y el estacionamiento del McDonald’s en la Avenida National.

La cadena de restaurantes divulgó por su parte un comunicado en que aseguró que “en McDonald’s nuestros operadores independientes comparten un compromiso de tratar bien a todas las personas y no hay lugar para el acoso sexual”.

Pero en un estudio que se dio a conocer esta misma semana, la organización Hart Research determinó que el 40 por ciento de las trabajadoras de restaurantes de comida rápida es víctima de acoso.

El estudio se basó en respuestas confidenciales a una encuesta de la organización en todo el país.

Kasparian dijo que la respuesta de un comunicado de la cadena no puede callas los testimonios de las propias víctimas de acoso sexual tanto en San Diego como en otras ciudades del país.

La manifestación en Barrio Logan terminó sin incidentes pero con la advertencia de que las protestas pueden continuar.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com