Una veintena de latinas musulmanas de San Diego comenzó a ayudar a los haitianos y africanos que se encuentran varados en refugios católicos en Tijuana.

“Trajimos bastante despensa, porque nos dieron una lista larga de platos, arroz, azúcar, café, frijoles, aceite; aparte artículos de higiene personal, de limpieza, y atención médica”, explicó una coordinadora de la Fundación de Latinas Musulmanas, Sonia Tinoco García.

Las musulmanas llegaron con un equipo de 15 enfermeras voluntarias de San Diego que ofrecieron revisiones a quienes quisieran o necesitaran atención. Todo el material médico que usaron fue adquirido en farmacias de Tijuana.

“Nosotras estamos unidas por la religión, en nuestro grupo, pero la ayuda que queremos brindar no es con base religiosa, es un acto de humanidad, de compasión, porque son seres humanos que hesitan y van a seguir necesitando ayuda”, dijo Tinoco.

Las musulmanas se organizaron y reunieron en Carlsbad, San Diego, Fallbrock y otras comunidades fondos para ayudar a los refugiados.

Compraron los artículos en comercios de Tijuana, con apoyo de la comunidad musulmana en Playas de Tijuana para al mismo tiempo apoyar la economía de la ciudad en que se encuentran los refugiados.

Para los niños compraron pelotas de futbol, media docena de piñatas que llenaron con dulces, a muchos les compraron zapatos, camisetas.

Es un primer acto de misericordia de las mujeres musulmanas pero no va a ser el primero.

“De aquí nos vamos a un orfanatorio en Otay y luego regresamos para organizar más ayuda, porque esperan que lleguen miles de refugiados todavía y los refugios y las iglesias van a necesitar mucha ayuda”, explicó Tinoco García.

Le preguntamos si no encuentran ningún obstáculo porque un grupo de musulmanas apoyen a organizaciones católicas.

“Esta es una comunidad de seres humanos que necesita mucha ayuda; con las comunidades católicas y con nosotras es Dios que nos guía”, explicó.

También le preguntamos si como latinas y musulmanas el discurso retórico de Donald Trump las ofendió doblemente.

“las ofensas van y vienen. El señor Trump nos puede ofender, pero nosotras no necesitamos responder; por nosotras hablan nuestros actos, acciones como esta, por eso no nos ofendemos, sabemos quienes somos. El ejemplo como personas, como mexicanas y como musulmanas”, respondió la coordinadora.

Desde esta semana varias iglesias católicas en Tijuana abren refugios para atender a un promedio de 300 refugiados que llegan diariamente; se anticipa que pueden llegar más de diez mil en las siguientes semanas.

La organización de Latinas Musulmanas de San Diego recibirá apoyo de musulmanes o no musulmanes que deseen apoyar su ayuda. Las personas interesadas pueden contactar al grupo a través de su página de Facebook: The Latina Muslim Foundation.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com