Se trata de un vehículo fácil de conducir, con un tacto de conducción agradable, claramente orientado al confort.

La versión probada, el D16T con tracción delantera, monta el propulsor e-XDi160 turbodiésel de geometría variable, common rail, que entrega una potencia de 115 CV.

La parte trasera está marcada por dos elementos: la línea de diseño del portón y la aplicación de la tecnología led en las luces de posición diurnas, frenado y tercera luz de freno.

Por poner un ejemplo, la marca francesa Renault ha convertido su monovolumen grande, el Space, en un crossover.

En cambio, el XLV, que viene de la expresión inglesa “eXciting Lifestyle Vehicle”, es el segundo modelo derivado de la nueva plataforma de la marca (falta un tercero por llegar al mercado tras el Tivoli y este MVP), a la que ha dedicado cuatro años y 280 millones de dólares.

De este modo, podrá rivalizar con monovolúmenes clásicos, pero también puede.(EFE).

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com