Desde Tijuana un hombre deportado hacía la llamada: Hola, me llamo Robert. Soy un voluntario con MoveOn.org y quisiera hablar con la electora en casa.

Sí, soy yo – respondió una voz al otro lado.

Como le decía, me llamo Robert y hoy quisiera hablar con usted acerca del peligro de que Donald Trump pueda llegar a la presidencia ¿a considerado usted votar por Hillary Clinton?

De un promedio de 40 llamadas que Robert Vivar realizó desde Tijuana, solo dos respondieron que votarían por Trump. Con el resto, Robert platicó que era muy importante votar también por los candidatos a congresistas y senadores del Partido Demócrata, pues “de otra forma tendríamos lo que hemos tenido estos años: mayoría republicana en el congreso que no deja avanzar al país”.

El hombre deportado, ex residente de Los Ángeles, realmente fue voluntario para promover el voto por Hillary Clinton.

“Estamos aquí repatriados. No podemos votar. Es muy limitado lo que podemos hacer fuera de México. Sin embargo desde México también podemos unirnos a la campaña de una batalla contra Trump”, dijo Vivar en charla con El Latino.

El plan comenzó con unas 40 llamadas en el primer día y para el tercero se ampliaba a un centenar de llamadas telefónicas.

Vivar habla con un inglés fluido y sin acento de inmigrante. Vivió durante décadas en Los Ángeles. En la campaña por el voto por Clinton, o contra Trump, difícilmente alguien podría imaginar que se trataba de un inmigrante deportado.

Discutía al teléfono algunas de las propuestas de ambos candidatos presidenciales para comparar campañas y plataformas electorales.

Algunos de los electores encontrados por teléfono incluso, emocionados, querían contribuir con ideas a la campaña de Clinton. “Dígales en la campaña que si se apoya demasiado en las mujeres electoras, los hombres también nos podríamos sentir relegados”, comentó un elector desde el estado de Florida.

Cuál es su esperanza al hacer este trabajo voluntario, se le preguntó a Vivar.

“Que la elección la ganen Hillary Clinton y los demócratas tengan mayoría en el congreso, para que eventualmente destraben la reforma migratoria integral y, primero Dios, muchos de los que hemos sido deportados por causas insignificantes podamos egresar con nuestros seres queridos, verlos de nuevo”, explicó.

Luego regresó con su esperanza a cuestas a seguir con la labor, de voluntario:

“Hola, me llamo Robert. ¿Usted planea votar en esta elección?…”.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com