Abogados de los familiares del inmigrante ugandés Alfred Olango anunciaron doe denuncias contra la ciudad de El Cajón y contra algunos de sus policías y se reservaron la opción de presentar una tercera denuncia, mientras un dirigente de la comunidad afroamericana dijo que el caso de Olango será llevado a nivel nacional.

“Exigimos una investigación federal independiente sobre la muerte de Alfred Olango. No queremos que (la procuradora de distrito de San Diego) Bonnie Dumanis haga la investigación; queremos que la haga Loretta Lynch”, la procuradora general de Estados Unidos, dijo el presidente de NAN en San Diego, Shane Harris.

Para presionar por esa investigación federal, Harris dijo esta semana más de cien organizaciones pedían a Lynch encabezar la averiguación.

Aparte, NAN y otras organizaciones planean marchar con miles de segadores al final de este mes a las oficinas del gobierno federal en San Diego en demanda de que la procuradora general del país atienda su petición.

“No confiamos en (la procuradora de San Diego) Bonnie Dumanis”, resumió Harris.

El vocero de la procuradora Dumanis, Jesse Navarro, dijo a El Latino que la investigación sobre la muerte de Olango continúa en manos de la policía de El Cajón y la procuraduría sólo intervendrá si lo considera necesario, una vez que la policía termine su averiguación.

Mientras tanto los abogados del inmigrante que fuera abatido el 27 de septiembre por cinco disparos de un policía presentaron una denuncia contra la ciudad de El Cajón y otra contra la policía a nombre de la esposa y las dos hijas que sobreviven a Alfred Olango.

El abogado Brian Dunn declaró en conferencia que “no queremos que otra familia pase por esto: estamos aquí porque no queremos que otra esposa pierda a su esposo, que otra hija pierda a su padre, ni que otro padre pierda a su hijo”.

Si la ciudad y los policías implicados no responden a esas denuncias en un plazo de 45 días, el abogado presentará entonces demandas judiciales. La familia busca compensación por daños pero no especificó una cantidad.

Shane Harris, de NAN, dijo que los agentes involucrados y El Cajón tienen que responsabilizarse de alguna forma.

El padre de Alfred Olango, Richard Olango, se reservó la posibilidad de presentar denuncias similares.

Olango padre dijo que Richard Golsalves, el oficial que disparó a su hijo, no respondió de acuerdo con su entrenamiento profesional.

El padre cuestionó qué habría pasado si Alfred Olango hubiera disparado contra el hijo del jefe de policía de El Cajón o contra un hijo de Gonsalves.

¿También iban a decir que todo estaba en orden?, cuestionó Richard Olango.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com