Parece ser que el llamado al entrenador argentino Ricardo Lavolpe resultó afortunado para las Águilas del América que ya se encuentran en las finales del torneo de apertura del fútbol mexicano y sólo tendrían que pasar la difícil ‘garita’ que representan los Tigres del Universitario de Nuevo León para poder coronar su anhelo de celebrar con “bombo y plantillo” su primer centenario como Club. Pero del dicho al hecho, hay un largo trecho y del plato a la boca, se cae la sopa. Veremos hasta dónde son capaces de volar.