SAN DIEGO.- En el marco del espíritu navideño que invada a esta temporada, el presidente Barack Obama conmutó la sentencia a 153 personas, quienes se encontraban arrestadas en una prisión federal.

El ejecutivo federal también otorgó 78 perdones a igual número de reclusos, con ello, suman 1,176 las sentencias conmutadas en la actual administración.

Se informó que con el total de 231 personas acreedoras al perdón presidencial, se bate un récord en cuanto a número de clemencias individuales concedidas, y otros miles esperaban a un eventual perdón antes de que finalice el gobierno encabezado por Obama, cuya salida se dará el mes entrante.

La conmutación de penas de varias penas carcelaria representa, dependiendo de la calificación del delito de que se trate y el tiempo en que la persona ha estado arrestada, lo que para “la Casa Blanca será un sólo frente de un esfuerzo más amplio para reformar el sistema de justicia penal, lo que permitirá ahorra el dinero del gobierno”.

Y se afirma en un reporte oficial que “el presidente Obama ha-sido empujados a hacer más para liberar a aquellos que han s ervido tiempo en la cárcel bajo las leyes de drogas (delitos graves), han sido encarcelado (y significan) una cantidad enorme de personas al año”.

“Necesitamos que el presidente acelere el ritmo de conmutaciones antes de abandonar el cargo, dijo Michael Collins, Director Adjunto de Asuntos Nacionales de la Drug Policy Alliance.

Sostuvo en este sentido que “él debe ser aplaudido por su acción hasta el momento, (pues) sabemos que le meta del próximo ocupante de la Casa Blanca (Donald Trump) es indiferente a la cuestión del encarcelamiento en masa, ya la situación de las personas que cumplen condenas injustas en una prisión federal.”

“Hay miles de personas en la cárcel quienes cumplen con los requisitos para que se le otorgue su libertad por parte del presidente Obama”, dijo Tony Papa, portavoz de Drug Policy Alliance y a quien se le concedió un indulto en el estado de Nueva York, en el año de 1997.

El perdón vendría después de servir en prisión durante 12 años bajo las Leyes del programa Rockefeller de Drogas.

Papa recién publicó su libro: “A Este Lado de la Libertad; la Vida después de la Clemencia”, que se refiere a los obstáculos que enfrentaría luego de ser liberado

“Estoy orando para que Obama otorgue a cada uno la clemencia antes de que termine su mandato para que puedan tener una segunda oportunidad-en sus vidas”, dijo Tony Papa.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com