SAN DIEGO.- El equipo San Diego Chargers (Cargadores de San Diego) ha comenzado a dar señales definitivas de que abandonarán la plaza para adoptar una en un área del condado de Los Ángeles.

El voto negativo a su propuesta (Medida C), en las elecciones del 8 de noviembre, con lo que frustraron su propuesta de construir un estadio en el centro de San Diego, parece ser la lápida final a un camino lleno de abrojos, que comenzó con su desacuerdo a seguir rentando el vetusto Qualcomm Stadium.

Todo esto lo mencionamos luego de que trascendiera, de acuerdo con una nota publicada en el Orange County Register, que el club decidió rentar un espacio de oficina, de alrededor de 3.2 acres, en Costa Mesa.

Pero hay que recordar que el presidente de Cargadores, Dean Spanos, tiene cerca de década y media demandando que se cambie el viejo estadio por instalaciones nuevas y propias, y ha anticipado que a partir de enero podrá dar a conocer una información oficial y definitiva sobre el tema.

El hecho es que ni en lo deportivo los Cargadores han podido dar la satisfacción que sus fieles seguidores desean, y en la actual temporada terminan en el último lugar de su división.

Tal vez requieran una inyección de optimismo ante tanta frustración.

Sin embargo, eso pronto lo sabremos y por lo tanto, para ellos 2017 será un año relevante en sus proyectos.