CHULA VISTA.- Yolanda Martínez Sánchez, madre de Carlos Antonio Sánchez, un hombre que falleció luego de una persecución policiaca cuando viajaba a bordo de una motocicleta, con lágrimas en los ojos pidió que los agentes tengan un mayor respeto por la vida de los demás, pues no saben las condiciones en que los conductores se encuentran y sus limitaciones.

En compañía de su hija Martha Sánchez, en visita a El Latino San Diego, consideró que aún quedan muchas dudas sobre el incidente ocurrido en el 2000 de Otay Lake Road, próximo a la carretera estatal 125, a las 9:39 p.m. del viernes 23 de septiembre del año que recién terminó.

Señaló la madre de ahora fallecido que en lo personal recibió con gusto la noticia de que una mujer, Roxana Kennedy, asumió como nueva directora del Departamento de Policía de Chula Vista y desearía que la pudiera recibir para expresarle su sentir y su deseo de que la corporación mejore sus procedimientos, y en particular que los elementos no pongan en riesgo la vida de las personas, aún si se trata de una persecución, como fue este caso.

En el reporte policiaco levantado ese día efectuado por el agente Dustin Bruzee y revisado por el oficial Eric Tarr, indica que el oficial Araiza dio la orden al motociclista de que se detuviera, pero éste nunca la atendió y chocó contra un automóvil pick-up truck Toyota-Tacoma, saliendo de la carretera y proyectándose contra la malez y la barda .

Sin embargo Martha Sánchez, hermana de Carlos Antonio, adelantó que preparan una demanda contra los dos agentes que intervinieron en el caso.

Dijo asimismo que no entienden por qué no les han entregado la motocicleta a más de 3 meses de ocurrido el hecho y porque llevó más de 6 horas que el servicio forense recogiera el cuerpo.

De hecho, dijo, nunca lo subieron a la ambulancia, lo que motivó que se desangrara “y tenemos dudas de por qué se quitaron las cámaras del lugar y las corporales, porque esto es para protección de los propios policías y las personas”

Afirmó que aunque en el reporte levantado por los agentes D. Araiza y N. López se afirma que Carlos Antonio “se pasó el alto y manejaba (la motocicleta en sentido contrario, no lo creemos porque él conocía muy bien las calles”.

Desconsolada sostuvo que han acudido al menos 10 veces a las oficinas del Departamento de Policía de Chula Vista (CVPD), y dijo que esperan una respuesta formal, porque las recibidas hasta ahora no han sido convincentes, e hizo eco de las palabras de su madre de que buscarían poderse entrevistar en forma personal con la nueva directora del Departamento de Policía.

Señaló que en este caso independientemente que la víctima fatal fuera su hermano, es un hecho que viajar en motocicleta no ofrece protección a su conductor ante un eventual accidente, y en el caso de Carlos Antonio, tuvo la desafortunada circunstancia de que se le había dañado su vehículo, por lo que tuvo la necesidad de emplearla.

“Los agentes de policía no saben si la persona que la tripula es discapacitada, está enferma, tiene otro tipo de limitaciones físicas va drogada o alcoholizada, y ellos simplemente persiguen sin importarle los factores”, externó en reafirmación a lo expresado por su madre Yolanda.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com