Empezamos la segunda semana del 2017. Es buen momento para que te enfoques en cómo maximizar tu salud. Mientras más saludables estés, te verás y sentirás mejor.

En enero tratamos de establecer metas muy drásticas tales como empezar dietas que nos mantienen muertas de hambre y a los pocos días las abandonamos. Te invito a que este año empieces con metas más alcanzables,que las puedas mantener y mejorar poco a poco durante todo el año. Durante las próximas semanas te propondré 7 metas que puedes adoptar para estar mejor que nunca. No tienes que adoptar todas de una sola vez. Esta semana te presento la primera meta para que te sientas mejor. Cada semana te propondré una a dos metas nuevas.

  1. Toma más agua y disminuye tu consumo de otras bebidas, incluyendo jugos de frutas. Necesitas por lo menos 8 vasos de agua al día para ayudar a tu cuerpo con la eliminación de toxinas, la circulación de la sangre, la salud del metabolismo, y la regulación de la temperatura corporal. Si quieres agregar algo de sabor, puedes utilizar limón (amarillo o verde), pepinos, o unos pedazos de fresa o manzana. Mantén un bote de agua contigo todo el día para que no se te olvide.

No te tengo que decir porqué debes eliminar los refrescos, pero tal vez no sabes que tomar jugos o smoothies no es saludable tampoco e inclusive, en ocasiones, estos jugos te proporcionan más azúcar que un refresco. Además, los jugos han perdido la fibra de las frutas naturales, la cual es necesaria para tener mejor digestión y minimizar el impacto sobre los niveles de azúcar en la sangre. Mantener los niveles de azúcar en la sangre a niveles saludables y estables es importante para prevenir problemas de resistencia de insulina, acumulación de grasa y caídas de energía y ánimo durante el día. Los refrescos y bebidas dietéticas son igualmente malos y dañinos para tu salud ya que desestabilizan tu sistema hormonal, afectando tu salud y haciéndote aumentar de peso.

El café es bueno si no tienes reacciones cuando lo tomas tales como nerviosismo extremo después de tomarlo o no sentirte bien. Si lo toleras, 2-3 tazas durante la primera parte del día pueden mejorar tu salud. Evita el café después de las 3 o 4 de la tarde para no afectar tu sueño, el cual es parte fundamental para mantenerte saludable. Es importante que no le agregues azúcar o leche a tu café, ya que si lo haces estarás quitando lo saludable y aumentando tu consumo de azúcar, la cual provoca inflamación, te baja las defensas, afecta la insulina, te afecta el humor y tu nivel de concentración, y te hace aumentar de peso.

Maru es Fundadora de Flaca Forever®. Te ayuda a retomar el control de tu salud, tu peso y tu vida. Contáctala: info@flacaforever.com.