SAN DIEGO.- Con el nuevo gobierno Donald Trump el país regresará al racismo, clasicismo, segregación y militarismo que prevaleció en 1968 durante las campañas electoralesd el gobernador de Alabama, George Wallace, y el ex presidente Richard Nixon, advirtió el Reverendo William Barber, presidente de National Association for the Advancement of Color People (NAACP) en Carolina del Norte.

Baber, quien fue el orador del desayuno “29th All Peoples Celebration” (29 Celebración de Toda la Gente) efectuado la mañana del lunes 16 de ener en memoria del Doctor Martin Luther King, dijo que a 50 años de lucha por la justicia social encabezada por el líder de los derechos civiles se advierte una regresión que impacta a los negros, los latinos y otras minorías, “pero no nos vamos a dejar y permaneceremos de pie”, advirtió ante los aplausos de los asistentes.

En un muy emotivo discurso ofrecido por Alliance San Diego en Center of Activities (Centro de Actividades) del Parque Balboa, llamó a “nunca darnos por vencido” y recordó que el Doctor Luther King siempre se mantuvo en pie de lucha, inspirado en su célebre mensaje: “I have a Dream” (Tengo un Sueño).

El orador invitado llamó en varias ocasiones, a honrar el legado de King a “ir todos juntos y no parar” frente a los sectarismos, y afirmó que Donald Trump “no nos respeta y por lo tanto claudicar (standing down) no es una opción”.

El Reverendo y líder de la Iglesia Cristiana Greenleaf Christian Church, alertó que derechos sociales claves como el de la salud, la educación (colegios comunitarios) y la seguridad social, entre otros, se encuentran en peligro de desaparecer, con el proyecto del nuevo gobierno y “¡claudicar, no es una opción!”, reiteró.

“No es la primera vez que se elige en Estados Unidos a un presidente racista”, señaló en otra parte de su discurso.

Consideró que estados tradicionalmente conservadores como Carolina del Norte, Carolina del Sur, Texas y Alabama, entre otros, fueron factores en el resultado electoral, (adverso para los Demócratas) del 8 de noviembre.

William Barber cuestionó en este sentido el actual sistema electoral estadounidense, porque por medio de los votos del Colegio Electoral, dijo, hacen posible el control del Congreso, pues 71 votos electorales deciden el futuro de la nación.

Al señalar que la justicia es uno de los principios básicos de la constitución estadounidense, el orador se pronunció por una reforma a la carta magna en el capítulo referente a las garantías sociales.

En el desayuno titulado “Ignite Change” (Encender el Cambio) también intervinieron Doug Moore, director ejecutivo de UDW, la senadora estatal Tony Atkins y el Reverendo Beth Johnson, Co-Presidente de Interfaith Center for Worker Justice (Centro Interfe para Justicia de los Trabajadores).

La salud, la educación (colegios comunitarios) y la seguridad social, entre otros, se encuentran en peligro de desaparecer, con el proyecto del nuevo gobierno y “¡claudicar, no es una opción!, dijo el Reverendo William Barber en su emotivo discurso.