SAN DIEGO.- La justicia no ha llegado aún para el gran lanzador de San Diego Padres (Padres de San Diego), Trevor Hoffman.

Haber participado en 7 juegos de estrellas, el haber sido el primer jugador en las grandes ligas en alcanzar los 500 salvamentos y haber sido líder en esta tarea del 2006 al 2011, no fue suficiente para el jugador que visitó durante 15 años la franela de Los Padres, fuera inducido al Salón de la Fama de Béisbol, simplemente no le alcanzó.

¿El motivo? La votación y el criterio de la Asociación de Escritores de Béisbol, que dieron su voto a Tim Raines, Ivan Rodríguez y Jeff Bagwell.

Esta es la segunda ocasión que Hoffman es nominado, y recibió 327 votos (74 por ciento) y los nominados requieren de al menos el 75 por ciento de los votos emitidos.