WASHINGTON, D.C.- Mientras al interior del Capitolio Donald Trum se convertía en el 45 Presidente de

Estados Unidos, al exterior diversas expresiones de protesta se dieron por parte de

opositores al nuevo gobierno.

Agentes policiacos, armados con escudos, rociaron agua y gas lacrimógeno, mientras

arrojaban artefactos explosivos buscando dispersar a una multitud que expresaba

consignas en contra del gobierno de Donald Trump, que la mañana de este viernes asumió el mando del gobierno federal.

Luego en un almuerzo en el que estuvieron presentes el ex presidente Bill Clinton y la candidata demócrata derrotada, Hillary Clinton, el magnate empresarial solicitó un aplauso de reconocimiento para la pareja y en varias ocasiones dijo sobre su nuevo gobierno: “nos irá bien”.