SAN DIEGO.- Teresa Shook se indignó cuando el Colegio Electoral dio el triunfo de los comicios a Donald Trump el 8 de noviembre, pero nunca pensó que una idea suya terminara por movilizar la mayor protesta en la historia de Estados Unidos y de San Diego, la Marcha de las Mujeres.

El 9 de noviembre muy temprano, Teresa envió por su cuenta de Facebook un mensaje a unas 40 amigas. Tenemos que ir a Washington a protestar por la defensa de nuestros derechos como mujeres, les dijo.

Casi nueve semanas después el mensaje de Teresa se había reproducido como bola de nieve cuesta abajo.

De su invitación, muchas mujeres y hombres y familias no pudieron ir a Washigton, pero marcharon en los lugares donde se encontraban.

Medio millón marchó en Washington, 750 mil en Los Ángeles. En San Diego la policía dijo que fueron hasta 40 mil personas. Otro contingente de tres mil manifestantes marchó en el norte del condado.

En todas las principales ciudades del país y muchas del extranjero se unieron a la marcha. Se llamaron Ciudades Hermanas.

El conteo general fue preliminar: con 2.9 millones de manifestantes, la del sábado fue la mayor protesta en la historia de Estados Unidos.

También ha sido la mayor protesta en el condado de San Diego.

Teresa tuvo mensajes en redes sociales. Dijo estar feliz de que haya sido una idea suya la que prendió como mecha.

“Enviaré otros mensajes”, dijo, “podemos necesitar más movilizaciones”.