LOS ÁNGELES , CA.- Funcionarios electos del Sur del Estado y Activistas de California no perdieron el tiempo hoy en día atacando al presidente Donald Trump.

Ambos aludieron al anuncio hoy de acciones ejecutivas que exigen la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México y recortan los fondos para las llamadas «ciudades santuarias» que se niegan a cooperar con las autoridades federales de inmigración.

«Estos son tiempos serios que requieren soluciones serias», dijo el Representante Ted Lieu, D-Los Ángeles. «Sí, la seguridad fronteriza es un pilar en una Reforma inmigratoria integral, pero un enorme muro no nos hará más seguros”, dijo.

“Necesitamos una reforma que proporcione seguridad fronteriza real, que una a las familias, que proteje a los trabajadores estadounidenses y ofrezca un camino ganado a la ciudadanía, algo que los demócratas y yo seguiremos defendiendo ante el loco conservadurismo del mundo Trump”, expresó.

Trump firmó sus órdenes (ejecutivas) en las oficinas del Departamento de Homeland Security, y los llamó “un beneficio tanto para los Estados Unidos como para

México. Y le dijo a los agentes y trabajadores del DHS que haría su trabajo más fácil”.

Por parte la flamante senadora federal por California, Kamala Harris, sostuvo que “Las órdenes (ejecutivas) de Trump «dañarán la seguridad del público, desgarrarán a las familias y pondrán en peligro la seguridad nacional «.

«Forzar a los contribuyentes a pagar la factura por un muro no es una solución, es un

gesto político «, dijo Harris.

«Y diciendo a las ciudades que deben negar la

seguridad, la educación y atención de la salud a los niños y familias que viven dentro de su jurisdicción no nos hará más seguros, significará menos reporte de crímenes

Rusty Hicks, secretario ejecutivo tesorero de la Federación de Trabajo en el Condado de Los Ángeles, dijo que la organización seguiría apoyando a los aproximadamente 1 millón de inmigrantes que viven en el Condado de Los Ángeles ilegalmente.

Los Ángeles es la ciudad donde se estiman residen el mayor número de inmigrantes indocumentados, y Hicks sostuvo que en conjunto con la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles y los Legisladores del Estado protegerían los contratos colectivos de los trabajadores inmigrantes.

Cabe hacer mención que el gobernador de California, Jerry Brown, ha sido uno de los pocos que han desafiado el proyecto de gobierno de Donald Trump en el tema de inmigración, al señalar que se respetarían los derechos de los inmigrantes, sin importar si son indocumentados o no.