La Unión Americana de Libertades Civiles (Aclu) demandó con base en la ley de Libertad de Información documentos para revisar un potencial conflicto de interés de las empresas o conexiones familiares del presidente entrante, Donald Trump.

Un abogado de la Aclu, Brett Max Kaufman, confirmó la petición legal y dijo que la demanda de transparencia es “seguramente la primera de las muchas que han de venir durante los próximos cuatro años”.

Dijo que “Trump ha amenazado con violar la Constitución de muchas maneras durante la campaña y después de su victoria en el colegio electoral, y la transición presidencial puso de manifiesto una serie de potenciales conflictos de intereses éticos y financieros que socavan la Constitución”.

El abogado advirtió que “de hecho, incluso al juramentar para el cargo, el nuevo presidente ya está violando la Constitución, en particular, la ahora famosa Cláusula de los Emolumentos”.

Explicó que hay “numerosos conflictos de intereses por la asunción de Donald Trump a la presidencia, que amenazan con socavar la confianza del público en el gobierno, la confianza de la comunidad mundial en el principal ejecutivo de nuestra nación e incluso potencialmente nuestra seguridad nacional”.

Es la segunda ocasión que la Aclu, la mayor organización civil legal en el país, actúa contra Trump en fechas determinantes.

Al día siguiente del triunfo electoral del presidente entrante la Aclu advirtió que planeaba demandarlo ante tribunales si al implementar sus planes contra los indocumentados incurría en violaciones constitucionales.

El director nacional de la ACLU, Anthony Romero, dijo que hay más de 300 abogados en los 50 estados del país designados para responder en caso de que, al ponerse en práctica, las políticas de migración de la administración entrante violen la constitución. Sin embargo la organización sin fines de lucro cuenta con más de medio millón de abogados voluntarios en el país.

“Desde el punto de vista de los derechos civiles, no hay mecanismo concebible para cumplir con las redadas que Trump ha prometido mientras que al mismo tiempo se respeten los derechos más básicos constitucionales”, detalló Romero.

Explicó que los inmigrantes indocumentados no son reconocibles para los agentes de migración, a menos que ocurra algo que los haga identificables, por lo que podrían cometerse errores.

Aparte, en Nueva York la organización Ciudadanos por la Responsabilidad y Ética en Washington presentó una demanda contra Trump en una corte federal bajo el argumento de que el presidente villa la Constitución de Estados Unidos al recibir pagos de gobiernos extranjeros.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com