WASHINGTON, DC.- El estado de California perdería 11.3 millones de dólares anuales si el presidente electo Donald Trump decidiera eliminar DACA, y el país $434.4 billones del Producto Interno Bruto estadounidense en los próximos 10 años”.

De acuerdo con una investigación realizada por el centro de estudios Center for American Progress (CAP), (Centro para el Progreso Americano) los trabajadores que podrían perder sus permisos de trabajo tienen mejores empleos y salarios (obtienen 13.96 por hora) y mayor acceso a la educación, encontró una reciente encuesta.

Datos coincidentes

Acabar con la Acción Diferida por Llegadas de la Niñez (DACA) costaría a los países miles de millones, según un estudio de Cato Institute publicado recientemente y publicado por la prestigiosa Revista Forbes.

Una derogación seguida de la deportación de todos los receptores de la DACA, que suman alrededor de 740.000, costaría más de 60.000 millones de dólares, sin contar que los siguientes 280.000 millones de dólares afectaron a la economía estadounidense en la próxima década.

En el llamado “Los millonarios inmigrantes y el sueño americano”, los autores: Ike Brannon Profesor-Visitante del Instituto Cato, Logan Albright y Jibran Khan, analizan el impacto que una derogación de la orden ejecutiva del ex presidente Barack Obama tendría en el mercado de trabajo.

“Estimamos sus consecuencias fiscales y económicas basándonos en el trabajo realizado por Thomas Church, un erudito del Instituto Hoover, que investigó el impacto económico que traería una eventual ampliación del programa de visas HI-B, para incluir 660 mil nuevos inmigrantes durante la próxima década”, dijo Jibran Khan.

Recordó asimismo que el estudio de Church concluyó que esto impulsaría la economía de la nación en $450 mil millones durante la próxima década (2017-2027), en tanto que los ingresos del gobierno se elevarían en $110 mil millones”.

Costo significativo

“Para que Donald Trump comience su administración emitiendo una orden ejecutiva propia que impone un costo significativo de la economía mientras hace poco o nada para arreglar los problemas subyacentes de que la inmigración ilegal no sólo sería autodestructiva, sino que enviaría una señal de que el exceso de poder ejecutivo de la Administración Obama se ha convertido en el status quo (estado permanente de las cosas) “, escribe por su parte Ike Brannon, un compañero visitante en Cato Institute (Instituto Cato).

Por su lado, Ali Noorani, director ejecutivo del Foro Nacional de Inmigración, indicó que “Los trabajadores estadounidenses se están beneficiando del trabajo y la educación de los beneficiarios de DACA, y los beneficiarios están generando ingresos que ayudan a nuestra economía”.

“El presidente electo Trump debería ver que la DACA es un buen negocio para el trabajador estadounidense”, continuó Noorani, “debe preservar el programa e instar al Congreso a aprovechar la oportunidad de buscar soluciones bipartidistas que permitan que estas contribuciones continúen y se expandan”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com