SAN DIEGO.- De los 46 condados que funcionan como comunidades santuario, más del 20 por ciento pertenecen a California, confirma una encuesta realizada por US Geografical Survey y el Departamento de Interior de Estados Unidos.

El tema de las comunidades santuario se avivó luego de que el presidente Donald Trump emitiera una orden ejecutiva recortando los fondos para las mismas.

Una ciudad o comunidad santurio es aquella que ofrece protección a los inmigrantes indocumentados, sin importar su condición o estatus migratorio.

Las ciudades estadounidenses catalogadas como santuario son: San Diego, Los Angeles, San Francisco, Miami, Chicago, Seattle, Houston, Phoenix, Austin, Dallas, Washington D.C., Detroit, Salt Lake City, Minneapolis, Baltimore, Portland (ambas Maine y Oregon), Denver, New York City, Chicago y todo el estado de New Jersey.

Por estados, destacan California, Colorado, Connecticut, Iowa, Oregón, Washingtron, Florida, Illinois, Iowa y Nuevo Mexico.

La orden ejecutiva firmada por Trump pretende recortar 2.27 billones de dólares de estas comunidades y expone como razón principal que “muchos extranjeros que entran ilegalmente en los Estados Unidos y aquellos que exceden o violan los términos de sus visas presentan una amenaza significativa para la seguridad nacional y la seguridad pública. Esto es particularmente cierto para los extranjeros que participan en conductas delictivas en los Estados Unidos”.

Y sostiene que “las jurisdicciones de los santuarios de los Estados Unidos violan voluntariamente la ley federal en un intento de proteger a los extranjeros de la expulsión de los Estados Unidos. Estas jurisdicciones han causado un daño inconmensurable al pueblo estadounidense y al tejido mismo de nuestra República”.

Precisa que “decenas de miles de extranjeros extraíbles han sido liberados en comunidades de todo el país, sólo porque sus países de origen se niegan a aceptar su repatriación. Muchos de estos extranjeros son criminales que han cumplido tiempo en nuestras cárceles federales, estatales y locales. La presencia de tales individuos en los Estados Unidos y las prácticas de las naciones extranjeras que rechazan la repatriación de sus nacionales son contrarios al interés nacional”.

A manera de justificación de motivos de la orden ejecutiva girada por el ejecutivo federal se afirma que se busca “velar por la fiel ejecución de las leyes de inmigración de los Estados Unidos, incluido el INA, contra todos los extranjeros desprendibles”, así como “hacer uso de todos los sistemas y recursos disponibles para garantizar la ejecución eficiente y fiel de las leyes de inmigración de los Estados Unidos”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com