La prediabetes ha sido declarada como epidemia mundial. Se define por niveles de azúcar en la sangre entre 100 y 125 (en ayuno) o un resultado anormal en una prueba oral de tolerancia a la glucosa. Es una condición que precede a la terrible diabetes.

Las buenas noticias es que la prediabetes puede ser dirigida y la diabetes retardada o prevenida con cambios en la alimentación y el estilo de vida. Yo estoy determinada a ayudar a tantas personas como quieran a mejorar su alimentación para evitar o revertir esta condición.

Existen ciertas características que aumentan el riesgo de que podamos tener diabetes de adulto (tipo 2) como: tener antecedentes familiares de diabetes; ser de origen latino, asiático, nativo-americano o afro-americano; haber tenido diabetes durante el embarazo; y tener sobrepeso u obesidad.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad donde el cuerpo pierde su capacidad para controlar los niveles de azúcar. Puede tomar años para desarrollarse completamente, a diferencia de la diabetes juvenil (tipo 1), que puede desarrollarse de forma aleatoria y rápida.

Cuando la diabetes no es tratada efectivamente, los niveles de azúcares sanguíneos permanecen altos causando multitud de daños dentro de tu cuerpo como obstrucción arterial, daño a los nervios, los vasos sanguíneos del ojo, los riñones, afectación del sistema inmunológico y proliferación de bacterias y hongos dañinos aumentando el riesgo de infecciones de todo tipo.

Sabiendo las terribles consecuencias, lo que debemos aprender es cómo evitar que la prediabetes se convierta en diabetes. Multitud de estudios realizados han confirmado que modificando el estilo de vida (mejorando alimentación y aumentando movimiento) las personas son mucho menos propensas a desarrollar diabetes. La conclusión fue que la mejor prevención es cambiar la alimentación.

Tus comidas deben de estar compuestas de granos enteros (quínoa, arroz integral, amaranto), verduras, frutas, grasas monoinsaturadas (nueces, aguacates, aceite de olivo). Debe evitar las grasas trans (utilizadas para freír la comida chatarra, los aceites vegetales parcialmente hidrogenados, la margarina y manteca) y los carbohidratos y azúcares simples (panes, postres, dulces, jarabes, refrescos). Además, debes de mantenerte en peso saludable y llevar una vida activa.

A mis clientes que buscan bajar de peso y maximizar su salud, les recomiendo lo siguiente: 1) No saltase comidas y llevar un horario estable de comidas. 2) Usar el concepto de Plato SMART o inteligente. Un plato SMART está basado en vegetales (50% de la comida o más), y tiene suficiente proteína y grasas saludables. Alternativas para proteína: 4 a 6 onzas de pollo, pescado o carne; o frijoles/ quínoa (1/2 tasa); o nueces (1/4 tasa) o 2-3 huevos. Grasas saludables: ½ aguacate, ¼ tasa de nueces o semillas, 2 cucharadas de aceite de olivo.

Maru es Fundadora de Flaca Forever®. Te ayuda a retomar el control de tu salud, tu peso y tu vida. Contáctala: info@flacaforever.com.