MODESTO, CALIFORNIA.- Robert McElroy, Obispo de la Diócesis de San Diego, dijo que “el presidente Donald Trump fue el candidato de la interrupción; bueno ahora todos debemos serlo; debemos interrumpir a aquellos que buscan enviar tropas a nuestras comunidades para deportar a los indocumentados, arrancar a madres y padres de familia”.

El obispo emitió lo que fue calificado como “un poderoso discurso” en el Encuentro Mundial Regional de Movimientos Populares de los Estados Unidos, realizado en Central Catholic High School (Preparatoria Central Católica) en la ciudad de Modesto, California, del 16 al 19 de febrero.

Durante el encuentro eclesiástico de 3 días, el Obispo de la Diócesis de San Diego convocó a una audiencia de centenares de representantes de organizaciones comunitarias y líderes de la fe cristiana “a convertirse en perturbadores y reconstructores” en el marco de la actual situación política del país.

Mensaje del Papa

El mensaje de McElroy se dio la mañana del sábado 18 de febrero, justo dos días después, de que el cardenal Peter Turkson, Prefecto ante el Vaticano para el Desarrollo Humano Integral, entregara, durante la inauguración del evento, un mensaje escrito enviado por el Papa Francisco en el que llama a “construir puentes entre las personas que superen las paredes de exclusión, indiferencia, racismo e intolerancia”

Interrumpido frecuentemente por los aplausos de la audiencia, fue directo: “Debemos interrumpir a quienes describen a los refugiados como enemigos; a aquellos que nos entrenan para ver a hombres, mujeres musulmanas y niños como fuentes de temor más que como hijos de Dios”.

Alusión al actual gobierno

Sin mencionar en forma directa los planes de la actual administración federal encabezada por el presidente Donadl Trump, si lo hizo en forma implícita: “Debemos interrumpir a aquellos que buscan robar nuestra atención médica, especialmente de los pobres. Debemos interrumpir aquellos que toman incluso cupones de alimentos y ayuda nutricional de la boca de los niños”, afirmaría el Obispo Robert McElroy.

“Pero nosotros no sólo debemos ser disruptores, sino también reconstructores. Tenemos que reconstruir una nación en la cual todos seamos hijos de Dios. Reconstruir una nación que pague $15 la hora y proporcione vivienda decente y trabajo a todos”.

“No me gusta el tono”: Obispo de Los Ángeles

Con anterioridad a McElroy, el Arzopispo José Gómez, de Los Ángeles, una ciudad con más de un millón de inmigrantes indocumentados, se pronunció en favor de una reforma migratoria integral y censuró “el tono de Trump”.

“No me gusta el tono áspero”, el sentido de indiferencia y crueldad que parece estar saliendo de esta nueva administración en Washington. Están jugando con nuestras emociones, con las emociones de las personas, jugando con sus vidas y sus futuros, y eso no está bien “, dijo Gómez agregando, “una persona sigue siendo una persona aunque no tenga papeles “.

Gómez se refirió a más de un centenar de deportaciones ocurridas recientemente en el área del condado de Los Ángeles.

Durante el Encuentro Mundial Regional de Movimientos Populares de los Estados Unidos, destacaron los paneles-plenarias sobre temas como “el racism, migración, vivienda, tierra y medio ambiente”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com