SAN DIEGO.- Ahora es la iniciativa de ley 610 (HR 610) presentada el 25 de enero por tres congresistas republicanos, la que causa preocupación entre educadores y asociaciones sindicales que agrupan a maestros.

Y es que la iniciativa, de acuerdo con el doctoren Educación,l Alberto Ochoa, un profesor emérito de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU), “el tema es controversial, ya que amenaza a la Educación Pública”.

Experto por su experiencia adquirida en décadas de investigación sobre el sector educativo en Estados Unidos, Ochoa consideró que “también hay mucho abuso en ofrecer programas por ‘Vouchers’, (un vale o cantidad), cuyo fin es obtener ganancia para la agencia o tal escuela”, subrayó.

Esencia de la iniciativa

De acuerdo con la iniciativa original “el proyecto de ley establece un programa de vales de educación, a través del cual cada estado distribuirá fondos de subvención en bloque entre las agencias educativas locales (LEAs) basado en el número de niños elegibles dentro de la zona geográfica de cada LEA”. Indica también la controversial iniciativa que “para ser elegible para recibir una subvención en bloque, un estado debe: (1) cumplir con los requisitos del programa de vales de educación, y (2) hacer lícito a los padres de un niño elegible elegir matricular a su hijo en cualquier escuela primaria o secundaria pública o privada en el estado o al hogar-escuela su niño”.

Y remata la propuesta de ley con la desaparición de la Ley de Primaria y Secundaria (ESSA) que desde 1965 ha proporcionado desayunos y almuerzos gratuitos y protegido a los niños discapacitados y la supresión de la Ley de Nutrición de 2012 (No Hungry Kids Act), que impulsada por el ex presidente Barack Obama y llevada a la práctica por su esposa, la ex primera dama Michelle Obama, impulsaría la alimentación saludable, y la lucha contra la obesidad, el sobrepeso y la diabetes en los niños y adolescentes.

“Favorece privatización y crea desigualdad”

El profesor René Zambrano, distinguido miembro de la Asociación de Educadores de la Raza (ARE) de San Diego, consideró que esta iniciativa, denominada como ‘Parent Choice”, va orientada a favorecer a la privatización de las escuelas “y va a crear desigualdad en el acceso a la educación”.

“Aquí el fin es atacar a la educación pública, a los maestros y sus sindicatos, sacar dinero, con lo que se impactará a los estudiantes de familias de bajos ingresos, e históricamente no representados”, dijo.

Antecedente y precisión

El portavoz del Distrito Escolar de Educación Primarias y Secundarias de Chula Vista, Anthony Millican, recordó que en 2000, los votantes californianos rechazaron la llamada Proposición 38, que proponía la expedición de vales o ‘vouchers’ por hasta $4,000 para que los padres pudieran matricular a sus hijos en escuelas privadas o parroquiales.

Sobre las escuelas Charters dijo que debe recordarse que éstas se clasifican, según su modalidad, en dependientes (de los distritos) e independientes o autónomas y en este caso, el Distrito de Educación Primaria de Chula tiene 5, y aunque reciben el presupuesto de manera directa, son celosamente supervisadas por el distrito escolar.

Posturas

Aunque el doctor Alberto Ochoa precisó que “Vouchers” y Escuelas Charters son diferentes, pues “Voucher es = privado y Charter (son escuelas bajo la vigilancia de un distrito)”, hay quienes encuentran relación, pues ambos son favorecidos en la HR610.

Una de ellas es la profesora de Educación para San mateo Adult School, Escuela de Adultos de San Mateo, Cynthia Eagleton, quien advirtió que “han tratado de hacer que parezca que los vales (o ‘Vouchers’) ayudarán a los niños pobres y a los niños de color. Ellos hablan de ‘elección’ y ‘derechos’ para que si tu estás en contra de los comprobantes, pareciera que estás en contra de los derechos humanos o civiles. Durante mucho tiempo esto ha sido una forma de Charters corporativos para infiltrarse en una comunidad. Te ayudaremos, le dicen a sus familias, vamos a salvar a sus hijos. Y entonces no lo hacen”.

Cabe hacer mención que en forma conceptual o de definición los llamados ‘Vouchers’, Cupones o Vales “ofrecen a los padres de familia la libertad de elegir una escuela privada para sus hijos, empleando todo o parte del financiamiento público que estaba reservado para la educación de sus hijos. Bajo dicho programa, los fondos típicamente gastado por un distrito escolar serían asignados a una familia participante en forma de un vale para pagar la matrícula parcial o completa de la escuela privada, incluyendo opciones religiosas o no religiosas”.

“Reduciría financiamiento federal”

De acuerdo con el presidente de la unión California Federal Teacher, Josh Peschault, en la HR, que para muchos refleja la agenda de la Secretaria de Educación, Betsy DeVos, se buscaría “reducir el financiamiento federal para las escuelas públicas y requerir vales en todos los estados, incluyendo California, para recibir fondos federales”.

En la actualidad, la llamada Ley de Opciones de Educación 2017 (1017 Educatio Option Law), se encuentra en el Comité de Educación y Fuerza de Trabajo de la Cámara de Representantes y de ser aprobada, automáticamente cancelaría todas las anteriores.

Las preguntas obligadas

Y concluiríamos esta nota de investigación con la preguntas que el doctor Ochoa considera fundamentales a responder, en este caso: “1. Cual es fin de la escuela o programa?

  1. Que prometen?

  2. Cuanto cuesta la colegiatura en total y cuanto cubre el Voucher?

  3. Cual es el historial de la escuela o agencia que está ofreciendo el programa?

  4. La escuela o programa esta basado en cuales teorías pedagógicas? Que apoya y con que fin?

  5. Cuales son los recursos que existan en tal escuela o programa (maestros con credencial, currículo, asesoramiento, desarrollo profesional, involucración de padres)?”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.