Todos sabemos que debemos comer más verduras. Frecuentemente veo que la mayoría de mis clientes al empezar a tratar de comer más verduras se enfocan solamente en lechuga, espinaca, jitomate y tal vez pepino. Uno de mis objetivos es ayudar a que la gente conozca el valor nutricional de diferentes verduras.

Las verduras de hoja verde son una excelente fuente de nutrientes. Un excelente ejemplo es la Acelga, la cual es deliciosa y muy nutritivas. Esta verdura está disponible todo el año y viene en una variedad de colores llamativos en sus tallos y costillas. Pueden ser rojos, amarillos, rosa o blancos.

La acelga es rica en vitaminas y minerales: 1) Vitamina K, esencial para la coagulación de la sangre, la salud de huesos y corazón. 2) Folato conocido como vitamina B9. Esencial para producir nuevas células y soportar al sistema nervioso e inmunológico. Se considera útil para prevenir cáncer, enfermedades del corazón, defectos de nacimiento, anemia y decline cognitivo. 3) Vitamina C, utilizada convertir grasa en energía, sanar heridas, reparar y mantener la salud de huesos y dientes, y ayudar con la absorción del hierro. Su actividad antioxidante es esencial para proteger las células del daño de radicales libres, los cuales aceleran el envejecimiento y provocan enfermedades. 4) Magnesio, importante para la salud del cuerpo y cerebro, esencial para el metabolismo de alimentos y utilización de grasas y proteínas. Gran ayuda para mantenerte en peso ideal. 5) Potasio, para mantener la salud de músculos, incluyendo el corazón. Relacionado con mejoras en presión sanguínea y niveles de azúcar en la sangre.

L acelga es buena fuente de fibra, necesaria para la salud de tu sistema digestivo, la eliminación de toxinas y para mantenerte satisfecha y sin hambre entre comidas.

La acelga contiene fotoquímicos ayudan al cuerpo en el proceso de desintoxicación. El proceso de desintoxicación del cuerpo es utilizado para eliminar todas las sustancias dañinas que entran al cuerpo diariamente a través de lo que comemos, respiramos, bebemos y nos ponemos en la piel. El hígado procesa estas toxinas y las convierte en sustancias no tóxicas para poder eliminarlas del cuerpo.

La acelga es rica en antioxidantes. Los antioxidantes son esenciales para proteger a tu cuerpo del daño que causan los radicales libres. Los radicales libres son moléculas que se producen durante el proceso y que dañan a las células y tejidos.

La acelga puede ser muy amarga si la comes sola o cruda. Yo la aso en el sartén con otros ingredientes como cebolla, jitomate, y limón, y la sazono con sal de mar. También se combina bien con hierbas verdes. Sírvelas con una buena fuente de proteína como carne, pollo o pescado. Tanto las hojas como los tallos se comen, ambos frecuentemente asados.

Maru es Fundadora de Flaca Forever®. Te ayuda a retomar el control de tu salud, tu peso y tu vida. Contáctala: info@flacaforever.com.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.