Hasta 256 millones de galones de aguas contaminadas cruzaron la frontera de Tijuana a San Diego en semanas anteriores, reportaron las Comisiones Internacionales de Límites y Aguas (Cila) de Estados Unidos y México.

De ese total, 28 millones de galones se debieron a que las autoridades en México liberaron las aguas al tratar de arreglar el viejo sistema de alcantarillados de Tijuana, de acuerdo con un reporte de las Cilas.

El derrame provocó protestas de residentes y de las alcaldías de Imperial Beach y Coronado, pues los restos de aguas negras alcanzaron sus playas.

Serge Dedina, el alcalde de Imperial Beach, y el regidor David Álvarez dijeron en declaraciones por separado que ese tipo de derrames no debe volver a ocurrir.

De acuerdo con Dedina, el mayor problema fue que ninguna autoridad del lado de México avisó que iban a dejar pasar las aguas a territorio estadunidense y lso residentes de la frontera solo se enteraron cuando ya tenían el problema.

De hecho el aviso solo se hizo cuando terminó el derrame por reparaciones que duró por lo menos una semana.

El comisionado mexicano de la Cila, Roberto Salmón, dijo que su gobierno lo que está en sus manos para prevenir más derrames de aguas transfronterizos y aseguró que en lo sucesivo se informará oportunamente sobre cualquier problema.

El sistema de desalojo pluvial de Tijuana comenzó a tener problemas desde las primeras lluvias de la temporada en diciembre y para enero el sistema colapsó con las primeras tormentas.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.