WASHINGTON DC. Estados Unidos ha usado esta jueves por primera vez en un conflicto la mayor bomba no-nuclear, la llamada Madre de todas las bombas, para destruir un complejo de túneles del Estado Islámico en Afganistán, con lo que mandó también un mensaje de fuerza al grupo yihadista.

El bombardeo con la GBU-43, un gigantesco proyectil de 10 toneladas que mata con una imponente onda de presión aérea, fue ejecutado hoy a las 19.32 hora local (15.02 GMT) en el distrito de Achin, provincia oriental de Nangarhar.

Según indicó el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, el objetivo era acabar con un «sistema de túneles y cuevas» del Estado Islámico en Afganistán que «les permitía moverse con libertad y atacar con más facilidad a los asesores (militares) estadounidenses y las fuerzas afganas».(EFE/USA).

AGREGADO NUESTRO: Valdría hacer mención que el vocero de la Casa Blanca, dijo textualmente lo siguiente, durante una conferencia de prensa:

“A las 19 horas, (hora local en Afganistán), Estados Unidos ha usado una arma conocida como GBU-43 en Afganistán.

“La GBU-43 es una arma precisa y ponderosa que se ha usado para atacar un sistema de túneles y cuevas que ISIS usaban para moverse libremente y atacar las fuerzas americanas en esa área”.

“Estados Unidos se toma la lucha contra el ISIS muy en serio. Para vemcerlos, tenemos que negarles el acceso al espacio áereo”.

Hasta ahí la intervención del portavoz de la Casa Blanca y ofrecemos un facsimile o copia del documento original en el que se da la orden al comando del cuartel militar de enviar el poderoso misil.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.