La organización Alianza San Diego celebró que el congreso haya negado los fondos que pidió el presidente Donald Trump para iniciar la construcción de un nuevo muro en la frontera con México pero llamó a continuar esfuerzos para que el presupuesto se inverta en salud y educación.

Los legisladores en el congreso aprobaron un presupuesto de un poco más de un billón de dólares, pero sin incluir una partida que el presidente pidió desde marzo para comenzar a levantar la barda en San Diego y en un tramo de la frontera de Texas.

“Hoy se dio un paso en la dirección correcta, como los sandieguinos, el congreso rechazó más muros y más agentes fronterizos, pero hay más trabajo por hacer porque se amplían los centros de detenciones y la tecnología de vigilancia a expensas de inversiones en infraestructura, escuelas y hospitales que se necesitan en la región”, declaró Alianza San Diego.

El presupuesto aprobado ahora cubre los gastos hasta septiembre próximo. Para entonces, el presidente podría solicitar nuevamente fondos para iniciar la construcción del muro, que es su principal promesa de campaña.

Esta vez el mandatario pedía dos mil 600 millones de dólares para comenzar la barda. Lo que sí aprobó el congreso fueron fondos para contratar a más oficiales fronterizos. Finalmente solicitó mil 400 millones que también fueron rechazados.

Alianza San Diego pidió a los residentes que permanezcan firmes ante la posibilidad de que el presidente pida nuevamente fondos para el muro.

“Debemos impedir las políticas que buscan militarizar más a San Diego, que es uno de los condados más seguros del país; debemos exigir que las inversiones en San Diego ayuden a los residentes a alcanzar su potencial pleno” y no a construir otra barda, que en algunos lugares del condado ya sería la cuarta paralela a la frontera.

Otra iniciativa del presidente que n prosperó fue retirar los fondos de seguridad a las ciudades que se declaren santuario para indocumentados.

Las ciudades santuario prohíben a sus empleados públicos, incluida la policía, denunciar a migrantes y colaborar con autoridades de migración, excepto en casos de indocumentados que son violentos y peligrosos.

Por ahora en el condado de San Diego ninguna ciudad se ha declarado santuario pero hay cuatro que aprobaron hasta ahora resoluciones como ciudades de bienvenida a inmigrantes y refugiados, son Chula Vista, Solana Beach, Lemon Grove y Vista.

Las personas interesadas en participar con Alianza San Diego pueden conseguir mayor información en el portal de la organización, en www.alliancesd.org

Manuel Ocaño

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.