SAN DIEGO. – SeaWorld está de luto hoy por la matriarca de la familia del orca del parque.

Kasatka – una madre de cuatro, abuela de seis y bisabuela de

dos pequeñas orcas, murió alrededor de las 8:15 p.m. del martes 15 de agosto en el SeaWorld San Diego’s Orca Encounter.

Su fallecimiento se produjo después de un largo tratamiento para una infección bacteriana respiratoria, según un reporte de prensa del parque.

“Todos nosotros en SeaWorld estamos profundamente entristecidos por esta pérdida, pero agradecidos por la alegría que nos ha traído y a más de 125 millones de visitantes del parque, sostiene la declaración de SeaWorld.

La salud y el apetito de Kasatka habían disminuido significativamente en días recientes, a pesar de que se siguió un continuo tratamiento.

Veterinarios, que son expertos en medicina animal marina, y las personas dedicadas a sus cuidados «tomaron la la difícil decisión de sacrificarla humanamente para

no seguir comprometiendo su calidad de vida «, según el comunicado.

«Hoy he perdido a un miembro de mi familia. He pasado varios

años con Kasatka y fui verdaderamente bendecida por ser parte de su vida «, dijo Kristi Burtis, una estudiosa de la conducta de las orcas en SeaWorld.

«Aunque estoy desconsolada, estoy también agradecida por el tiempo especial que tuvimos juntos y por la diferencia que tiene respecto a las orcas salvajes, por todo lo que hemos aprendido de ella. Adoré a Kasatka y amaba compartirla con millones de personas. La extrañaré mucho”, expresó Burtis denotando evidente tristeza.

Se anticipó que el equipo veterinario efectuará un completo examen post mortem (necropsia), para examinar la extensión de la enfermedad que llevaron a la muerte a Kasatka y cómo afectó a las funciones de sus órganos.

También se dijo que podría tomar varias semanas conocer los resultados.

Dean Ashe, presidente y CEO de la Asociación de Zoológicos y Acuarios, afirmó que “nadie sabe más sobre el cuidado que requieren las orcas que los profesionales de Sea World, al tiempo que emitió condolencias “a quienes amaron y cuidaron a Kastka durante toda su vida”.

Tenía 42 años de edad

Kasatka fue admirada por su atrevida personalidad y de acuerdo con la publicación especializada fue “la matriarca de nuestra familia de orcas (también conocida como orca o orca). Se estima que Katska tenía al morir 42 años de edad, tiene aproximadamente 17 pies de largo y pesa 4.850 libras. Kasatka es una madre increíble y le encanta pasar tiempo con su familia. Ella ha dado a luz a cuatro terneros en SeaWorld San Diego: Takara, Nakai, Kalia y su más joven, Makani”.

“Takara y Kalia, también se han convertido en madres. De hecho, Kastaka es una bisabuela. Uno de mis momentos más memorables de Kasatka fue verla dar a luz a Makani en febrero de 2013 y luego ver a Kalia, dar a luz a Amaya en diciembre de 2014. Kasatka no sólo ayudó a Kalia a través del parto, Kasatka también ayudó a su cuidado de Amaya durante varias horas después de ella nació”, se indicó.

Kasatka no sólo fue una madre increíble, sino que también es una gran ballena de formación de relaciones para los entrenadores. Ella disfruta de grandes cubitos de hielo, pasando tiempo con nuestras ballenas asesinas masculinas, y tener sus papilas frotadas por largos períodos de tiempo.

Kasatka fue admirada por su atrevida personalidad y de acuerdo con la publicación especializada fue “la matriarca Se estima que tiene 41 años de edad, tiene aproximadamente 17 pies de largo y pesa 4.850 libras. Kasatka es una madre increíble y le encanta pasar tiempo con su familia. Ella ha dado a luz a cuatro terneros en SeaWorld San Diego: Takara, Nakai, Kalia y su más joven, Makani”.

“Takara y Kalia, también se han convertido en madres. De hecho, Kastaka es una bisabuela. Uno de mis momentos más memorables de Kasatka fue verla dar a luz a Makani en febrero de 2013 y luego ver a Kalia, dar a luz a Amaya en diciembre de 2014. Kasatka no sólo ayudó a Kalia a través del parto, Kasatka también ayudó a su cuidado de Amaya durante varias horas después de ella nació”, se indicó.

Kasatka no sólo fue una madre increíble, sino que también es una gran ballena de formación de relaciones para los entrenadores. Ella disfruta de grandes cubitos de hielo, pasando tiempo con nuestras ballenas asesinas masculinas, y tener sus papilas frotadas por largos períodos de tiempo.