SAN DIEGO.- La inmunización de estudiantes se ha incrementado luego de que la Ley 277 del senado de California la impusiera como requisito para poder ingresar a las escuelas y gracias también a la desaparición de falsas creencias sobre las vacunas.

La citada ley se aprobó en 2015 desestimando cualquier creencia personal sobre las vacunas. Con ello ha disminuido el riesgo de contagio de alguna enfermedad.

El departamento de comunicación del condado de San Diego informó que las supersticiones y creencias erróneas acerca de la inmunización por vacunas ha disminuido entre la población estudiantil.

De acuerdo a las estadísticas, los alumnos que cursaron el séptimo grado de secundaria en el último ciclo escolar no tuvieron alguna creencia negativa.

La obligatoriedad de la vacuna disminuye el riesgo de que los estudiantes padezcan enfermedades como difteria, tétano, tos ferina, varicela, sarampión, paperas, rubéola y poliomielitis.

La Ley 277 no incluye a estudiantes que no pueden vacunarse por razones médicas, quienes estudian en escuelas privadas o reciben servicios de Programas de Educación individualizada. Tampoco incluye a los alumnos del primer año de guardería.

Casi el 96 por ciento de los alumnos de guarderías en el país recibieron la vacuna inmune durante el 2016-2017, tres por ciento más que el ciclo anterior, anunció el departamento público de salud de California.

El número de estudiantes vacunados de séptimo grado en el ciclo escolar 2016-2017 aumentó 1.8 en los últimos tres años.

La Agencia de Salud y Servicios Humanos del condado recuerda a los padres de familia revisar el registro de vacunación de sus hijos.

De igual manera, se aconseja vacunar anualmente contra la gripe a los niños de más de seis meses de edad.

Se recomienda que los adolescentes se vacunen contra el virus del papiloma humano y la bacteria de meningococo, la cual se transmite de persona a persona por tos y estornudos provocando enfermedades graves en el cerebro, la médula espinal y la sangre.

Los padres de familia que no cuentan con un proveedor médico pueden llevar a sus hijos a un centro de salud público y que los vacunen gratuitamente.

Otra opción es en las farmacias locales donde se les pedirá una cuota.

Si desea saber más información sobre las vacunas que requieren sus hijos para entrar a la escuela, puede llamar a la Agencia de Rama de Inmunización de Salud y Servicios Humanos (866) 358-2966 o visitar el portal de Internet sdiz.org

Para localizar un centro de salud pública o una clínica comunitaria llame al 2-1-1.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com