MADRID.- Sin duda que pese al golazo que metió en el partido de la Copa de España en contra del Barcelona, siendo un factor clave en la victoria del Real Madrid sobre los otrora a invencibles, el astro portugués Cristiano Ronaldo no “las ha traído todas consigo”.

Y es que sin poder modular su explosivo carácter, empujó al árbitro que le sacó una tarjeta roja después de haber fingido una supuesta falta.

Cristiano fue sancionado por FIFA en los próximos cinco partidos, debido a su conducta.

Es público que el pasado 31 de julio, Ronaldo tuvo que presentarse a declarar sobre supuesta evasión fiscal por 14.7 millones, de euros (17.3 millones de dólares) y aunque culpó a sus contadores, el caso sigue en investigación.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com