SAN DIEGO.- Miles de activistas de diversas organizaciones de San Diego, condenaron los actos de discriminación y racismo ocurrido a mediados de agosto en Charlottesville, Virginia.

En una manifestación llamada “Rally contra el Odio” y efectuada la mañana del domingo 27 de agosto en el Parque Balboa a Plaza Horton, cuestionaron lo que calificaron como tibieza mostrada por el presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence en torno al hecho.

Como es sabido, en el violento suceso, falleció la joven Heather Heyer, de 32 años de edad, así como dos agentes de policía y resultaron heridas alrededor de 20 personas.

Portando cartelones en los que expresaban su repudio a “la discriminación, el racismo, los nazis y el fanatismo”, expresaron su desacuerdo por las acciones de violencia efectuadas por supremacistas blancos.

Decenas de visitantes al parque se mostraron sorprendidos cuando más de un millar de personas, escoltados por patrullas y agentes policiacos en motocicletas, cruzaron el puente Cabrillo para dar vuelta en la calle sexta y dirigirá hacia centro cívico.

Expresiones como “No al odio” y las típica como “se ve se siente, el pueblo está presente”, gritaron algunos miembros que formaban la multitudinaria marcha en la que demandaron “respeto”.

Luego de que se criticara “su tibieza” tras el incidente, el presidente Donald Trumpo condenó entonces a los miembros del Ku Kluk KLan (KKK), los neonazis , los supremacistas blancos y “otros grupos de odio”.

“El racismo es el mal. Y aquellos que causan violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el KKK, los neonazis, los supremacistas blancos y otros grupos de odio que son repugnantes para todo lo que valoramos como estadounidenses”, dijo en un mensaje televisado nacionalmente.

Entre los manifestantes, se observaron varios que portaban banderas y pancartas de la organización local LGBT San Diego, quienes se han expresado en desacuerdo de la decisión del presidente Trump de excluir a las personas de orientación Gay y Lésbica de las filas del ejército estadounidense.

Cabe recordar asimismo que el 17 de agosto, un grupo de legisladores y líderes locales se expresaron en contra del incidente, destacando la advertencia de la asambleísta Shirley Weber en el sentido que la discriminación y el racismo de que “esto es algo con lo que tenemos que lidear todos los días”.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com