California estaba por convertirse en el primer estado santuario en Estados Unidos, y sólo se esperaría que el gobernador Jerry Brown firme el proyecto SB 54 el presente mes de septiembre, pero aún si no lo hiciera así, automáticamente se convertiría en Ley.

“Este proyecto de ley protege la seguridad pública y las personas que vienen a California a trabajar duro y hacer de este estado un lugar mejor”, declaró el gobernador al confirmar que firmará la propuesta SB54.

La propuesta del presidente del senado, Kevin de León, hijo de madre bajacaliforniana, protegerá a la comunidad indocumentada en California ante redadas de oficiales federales de migración.

La ley establecerá lugares de seguridad en el estado en los que no podrán hacer redadas ni buscar personas los oficiales de Inmigración y Control de Aduanas o ICE.

Mediante la misma ley, las autoridades policiacas quedan libres de obligación de tener que apoyar a las federales de migración, excepto si se trata de sospechosos o detenidos que sin indocumentados pero peligrosos, como. Aquellos que cometieron delitos a mano armada.

“La ley SB 54 asegurará que la policía estatal y local no se desvíen de su misión de proteger a nuestras comunidades por hacer cumplir las leyes federales de inmigración” que corresponden a oficiales federales, dijo el senador De León.

Las oficinas públicas también tendrán prohibido compartir información con instituciones que realizan redadas o deportan migrantes indocumentados en toda California.

Pablo Alvarado, el presidente de la Asociación Nacional de Jornaleros, dijo en reacciones inmediatas que la iniciativa va a enfrentar oposición de grupos conservadores que apoyan al presidente Donald Trump.

“La comunidad indocumentada y sus aliados estamos dispuestos a enfrentarse a cualquier persona que represente un obstáculo para la implementación del proyecto de ley; nos aseguraremos, a través del monitoreo y acciones legales si es necesario, que sus protecciones se pongan en práctica”, dijo Alvarado.

La ley en California entrará en efecto justo a tiempo antes de que el ICE lance un operativo con el que planea deportar a unos ocho mil 500 indocumentados próximamente.

Barbara Baker, de la organización de Poder de la Gente en Chula Vista, explicó que su grupo apoya la ley SB54 porque “nos dimos cuenta de que la comunidad vive con temor a deportaciones desde que el presidente Donald Trump asumió el puesto”.

Poder de la Gente impulsó la aprobación de la ley porque “Chula Vista es una Ciudad de Bienvenida a los Inmigrantes y nos dimos cuenta de que cuando algún residente de la ciudad es detenido pero pasa a las prisiones del condado en San Diego, Santee o Vista, quedan en riesgo de ser detenidos para ser deportados, muchas veces por faltas mínimas”.

Es un procedimiento, dijo, que separa familias, genera miedo y ansiedad, y altera la vida de todos los residentes en la región.

La ley permitirá “que la comunidad inmigrante y la policía mantengan una buena relación, lo que se traduce en seguridad para toda la región”, dijo Baker.

Es una legislación que va a permitir que la gente “vida su vida diaria en la región sin temores, y se dedique a lo que tenga que hacer”.

La ley viene a implementarse en California a tiempo antes de que el ICE lance una operación Nacional con la que planea deportar hasta a ocho mil 500 indocumentados.

Los detalles del operativo se dieron a conocer en San Diego pero como aviso porque el plan se retrasó debido al azote de los huracanes Harvey e Irma en la costa del Golfo y la península de Florida.

Manuel Ocaño