El cruce vehicular de San Diego a Tijuana se va a aletargar no solo durante los tres días que se cierre por obras el paso por El Chaparral sino debido a los trabajos que van a continuar durante 18 meses, de acuerdo con funcionarios.

Laurie Berman, la directora de la oficina de Transporte de California (Caltrans) en San Diego, advirtió que durante el cierre de El Chaparral del 23 al 25 de este mes, los conductores tardarán en promedio “una hora o más” para llegar desde las autopistas 5 y 805 a la garita de Otay.

En Otay al lado de Tijuana, las autoridades apuran mientras tanto la apertura de un tercer carril en la zona de inspección aduanal para agilizar el paso de vehículos.

Pero Berman recomendó a los usuarios que desde ahora procuren enfocarse en la recompensa que tendrán cuando termine el proyecto de unir el empalme de las carreteras 5 y 805 con la garita de El Chaparral.

Una opción, consideró en preferir cruzar la frontera a pie, pues el Sistema Metropolitano de Transporte, de San Diego, adecuará frecuencia de itinerarios y número de unidades a la demanda que se presente en la frontera, especialmente en la terminal y la estación iris del Troley.

De acuerdo con el responsable de la modernización de la garita de San Ysidro por parte de la Administración General de Servicios, Anthony Kleppe, por San Ysidro cruzan diariamente hasta 70 mil conductores y 20 mil peatones.

La modernización de la garita ya ha avanzado dos fases y esta que está por iniciar será la tercera fase, para unirse con El Chaparral.

El arranque de esa fase que tiene un costo de 740 millones de dólares y se construirá en un área de 54 acres es el que inicia el 22 de septiembre a las 3 de la mañana y seguirá hasta el mediodía del 25 de septiembre. Es una operación de tres días en fin de semana que incluye viernes, sábado y domingo.

Luego desde la tarde del 25 de septiembre y hasta el 22 de noviembre, solo estarán en uso tres carriles de salida de San Diego a Tijuana hacia El Chaparral.

La apertura de carriles de salida de San Ysidro a Tijuana por el PedWest llego en ese contexto muy oportunamente, porque parte de la comunidad que a diario cruzar la garita va a preferir dejar de conducir y pasar a pie, por lo menos ocasionalmente.

Las autoridades federales y estatales coinciden en que la renovación de la garita es necesaria para hacer frente al creciente cruce vehicular por el punto fronterizo más transitado en el mundo y la garita más ocupada en la frontera entre México y Estados Unidos.

Manuel Ocaño