JOJUTLA, MORELOS.- El valor y la dimensión como ser humano los demostró a plenitud, en medio de la tragedia, el soldado mexicano Martín Moctezuma.

Luego de hacer un gran esfuerzo por tratar de rescatar con vida a una madre (Tamara Vélez Farías) y su bebé de un año, Sara Sofía, Martín rompió en llanto de impotencia, desesperación y de expresión de la tristeza que embarga ahora a los mexicanos, tras el terremoto del 19 de septiembre y que ya suma 337 personas fallecidas.

El Militar Moctezuma vivió este momento de schock y de sentimientos encontrados cuando buscaba cuerpos de posibles sobrevivientes en la casa localizada en el 108 de la calle Valentín Gómez Farías, de la colonia Benito Juárez, en la población de Jojutla, Morelos.

Pero Martín no imaginaría que su espontánea y sincera reacción tendría repercusiones, pues el incidente se difundiría a través de los medios de comunicación nacionales e internacionales.

Y es que Salvador Kellerman, tío de la niña y fotógrafo profesional fue capaz de sobreponerse a los sentimientos y fragilidad emocional que tan difícil momento le ocasionaba, para empujar el obturador de su cámara e imprimir aquel momento tan especial.

Otro factor que convierte el hecho en extraordinariamente humano es que el padre de la pequeña Sara Sofía y su esposa Tamara, Marco Gil Vela, quiso conocer personalmente al excepcional soldado y le prodigó un fuerte abrazo de agradecimiento, pese al dolor que le significaba perder a sus seres queridos.

Pero, además del abrazo de agradecimiento, Marco Gil Vela, expresó con toda claridad su sentimiento en una carta dirigida al soldado Martín Moctezuma y la cual fue publicada en las redes sociales.

Este es el texto íntegro:

A este SOLDADO:

Gracias por que sin saberlo me regalaste la oportunidad de despedirme de mi esposa e hija, gracias por que sin dudarlo arriésgate tu vida bajo los escombros y junto con los demás diste hasta el último esfuerzo para rescatarle, supe que cuando viste su brazito bajo aquel escombro ese 19 de septiembre gritaste con un dolor palpable e insoportable, desgarraste tu garganta y tus lágrimas brotaron como si hubiese sido tu propia sangre quien hayabas sin vida, gracias por entregarla a mi guerrero Zeus Gonzalez (primo de mi esposa) gracias por soportar aquella loza que cayó sobre tú cara para rescatar a mi niña y sin saber gracias por hacerme soñar con un posible milagro GRACIAS A DIOS POR ALISTARTE en el EJERCITO MEXICANO Y GRACIAS A TUS TROPAS Y OFICIALES POR PONERTE AHI EN ESE PRECISO INSTANTE para darlo todo POR MIS MUJERES !!!!

A ti te saludo hermano soldado, por ti desenvaino mi espada de dolor y ante ti la presento como muestra de mi mayor respeto, admiración y estima !

Si alguien le conoce ayúdeme a llegar hasta el, para poder estrecharle mi corazón que aunque destrozado… Le estará agradecido toda la vida.

«Un recuerdo para ellos de gloria»

MORELOS AGUANTA, MÉXICO SE LEVANTA”.

Servicios El Latino

Ellatinoonline.com