La comida mexicana además de ser deliciosa puede ser un aliado poderoso para los esfuerzos de perder peso y mejorar la salud. Su poder proviene de la combinación de ingredientes en la mayoría de los platillos mexicanos, muchos de los cuales son buenos para acelerar el metabolismo, quemar grasa, controlar el apetito, reducir la inflamación y ayudar a tu cuerpo a deshacerse de las toxinas que pueden mantenerte con sobrepeso, enferma o deprimida.

Ejemplos de algunos de estos ingredientes comunes son los chiles, la cebolla, el ajo, el cilantro, el limón, la canela y muchos otros ingredientes y especies.

Pero de todos los ingredientes beneficiosos, los chiles se llevan el primer lugar por su capacidad para facilitar la pérdida de peso y mejorar la salud. Son poderosos. Te pueden hacer llorar cuando son muy picosos, pero son poderosamente beneficiosos también para tu salud y tu peso. Tienen propiedades muy fuertes para acelerar el metabolismo, reducir el apetito y ayudarte a quemar grasa.

Su poder viene principalmente de en una sustancia llamada capsaicina que ha demostrado, en multitud de estudios, ser muy eficaz para: 1) Aumentar el metabolismo con lo que te ayudan a perder peso. 2) Ayudar a prevenir altos niveles de insulina. Diversos estudios han demostrado que comer chiles reduce la cantidad de insulina necesaria para disminuir el azúcar en la sangre después de una comida. Y cuando los chiles se convierten en parte regular de la dieta, el nivel de insulina requerido es aún más bajo. 3) Reducir la inflamación, con lo que mejorarán tu salud. 4) Reducir el dolor asociado con la artritis. 5) Reducir el colesterol. 6) Mejorar la salud cardiovascular. 7) Eliminar la congestión nasal. 8) Ayudar a detener el cáncer de próstata. 9) Ayudar a prevenir úlceras. 10) Proveer antioxidantes que protegen de los daños causados por los radicales libres que pueden hacerte envejecer más rápido, parecer más vieja y enfermarte.

No te preocupes si no puedes o no te gusta lo picante. Puedes minimizar lo picante quitándole las venas y las semillas a los chiles y cocinarlos. La mayoría de las veces, esto hará que ya no piquen nada.

La clave para que la comida mexicana sea saludable está en los ingredientes que uses y los ingredientes que debes evitar. Ejemplos saludables: salsas de chiles (verdes, rojas, mixtas) que no sean fritas. Si son fritas, utiliza aceite de olivo o de aguacate y mantente a la temperatura recomendada para cada tipo de aceite (350 F para aceite de olivo o 500 F para aceite de aguacate). Otros platillos picantes saludables: guacamole, frijoles cocidos (con chile, verduras, limón y sal de mar), ceviches, verduras asadas con chile.

Si quieres recetas mexicanas para bajar de peso, visítanos en www.FlacaForever.com. Maru es Fundadora de Flaca Forever® y creadora de programas efectivos para bajar de peso, mejorar la salud y ser más feliz.