A partir de este martes y durante un mes las empresas elegidas comienzan a construir los prototipos del muro que ordenó el presidente Donald Trump, para luego seleccionar los que se usarán para construirse en partes de la frontera con México.

El jefe de la patrulla en San Diego, Roy Villareal, explicó en conferencia que a partir de hoy las empresas seleccionadas tienen 30 días para terminar de construir los prototipos, aunque no todas comenzarán al mismo tiempo.

Cuatro de los ocho modelos preseleccionados se construirán con cemento y los otros cuatro con diversos materiales.

Los prototipos serán construidos con altura de entre 18 y 30 pies. El muro de metal que ahora separa la frontera mide diez pies de altura.

La zona elegida para la construcción de los prototipos se ubica en Otay Mesa, apenas unos 150 pies de distancia de la frontera de Tijuana.

El alguacil del condado de San Diego, la Patrulla de Carreteras de California y la oficina de Aduanas y protección Fronteriza (CBP) establecieron desde ahora un área donde grupos opuestos a la construcción del muro podrán protestar, pero sin impedir la construcción de prototipos, ya que se encuentra a más de media milla de distancia.

Lla directora nacional interina de la patrulla, Carla Provost, dijo antes que una vez terminados los modelos, se hará una selección y la construcción de tramos de muro en San Diego y el estado de Texas, y reparación a zonas de barda antes construida y ahora averiada.

La primera fase consiste en construir y arreglar un total de 62 millas, sólo el tres por ciento de los dos mil millas que mide la frontera entre ambos países.

De acuerdo con Provost, el muro que ordenó el presidente comenzará a construirse en la primavera del 2018, sólo si la patrulla cuenta con el presupuesto necesario.

El presidente Trump pasó a diciembre la discusión sobre el presupuesto para el muro.

Luego de poner amenazar con desmantelar el programa de Acción Diferida, el mandatario propuso que tanto DACA como el presupuesto del muro se negocien en el congreso en una misma ley de migración.

El procurador general de California, Xavier Becerra, presentó en San Diego la semana pasada una demanda contra la administración Trump, para detener la construcción del muro fronterizo.

Becerra dijo que la demanda es porque la administración pretende ignorar leyes y medidas de protección ambiental para construir la barda en las zonas de San Diego y Calexico.

Manuel Ocaño