SAN DIEGO.- La ciudad de San Diego aparece como la más segura entre las 10 más grandes de Estados Unidos, con base a la tasa de homicidios, de acuerdo con estadísticas recientemente liberadas por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Asimismo el condado de San Diego aparece en el cuarto lugar más seguro de las 20 áreas metropolitanas más grandes en el país.

Indican los datos –del 2016- que en el condado de San Diego ocurrieron tres asesinatos por cada 100,000 habitantes. Asimismo, la ciudad de San Diego más alto con tres asesinatos y medio, lo cual clasificó a San Diego justo por encima de Nueva York y San José, dos de las otras ciudades más seguras grandes y muy por encima

De ciudades con una tasa de asesinatos de más de 10 asesinatos por cada 100 mil residentes como Chicago, Filadelfia, Houston y Dallas.

De acuerdo con la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG), en los últimos 37 años se ha observado una disminución en los índices delictivos.

Ejemplificó que en 2016, la tasa anual de delitos violentos en la región San Diego fue de 3.33 por cada 1,000 habitantes, y ligeramente inferior a 2015.

Aunque el año pasado se observó, conforme a SANDAG, un cierto repunte respecto a los delitos violentos (homicidios) en comparación con el 2015, “el número de homicidios ocurridos en la región durante el primer semestre de 2017 fue inferior al de la primera mitad de 2016, y los delitos contra la propiedad también mostraron disminuciones considerables, según un nuevo informe. Crime in the San Diego Region Estadísticas de mediados del año 2017.

Precisa la agencia gubernamental que durante el primer semestre de 2017, “los homicidios en la región disminuyeron 14 por ciento y las violaciones reportadas a la policía se redujeron en un 3 por ciento con respecto al año anterior”

“Sin embargo”, acepta SANDAG, “hubo un número ligeramente mayor de robos (hasta un 3%), agresiones agravadas (hasta un 1%) y incidentes de violencia doméstica (un 2% más).

De los nueve tipos de delitos incluidos en el informe, seis registraron disminuciones en la primera mitad de 2017 en comparación el primer de 2016”.

“Si bien las tasas de delincuencia se mantienen en niveles históricamente bajos, la actividad delictiva puede variar de un área a otra. Es importante que la comunidad y las fuerzas del orden trabajen juntas, lo que incluye reportar incidentes criminales a los oficiales, incluso si los residentes piensan que no marcará la diferencia “, advierte Cynthia Burke, Directora de Justicia Criminal de la División SANDAG.

Horacio Rentería

Ellatinoonline.com