CHICAGO, ILLINOIS.- Un hombre de Chicago que reclutó a sus hijos gemelos para contratar a mujeres menores de edad en un negocio familiar de tráfico sexual pasará casi 17 años en prisión y sus hijos casi 18 años.

De acuerdo con información proporcionada por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), Nathan Nicholson de 45 años y sus hijos Myrelle y Tyrelle Lockett de 24 años, victimizaron a varias mujeres jóvenes y adultas y hasta llegaron a secuestrar a una de ellas.

“He visto casos de familias enteras involucradas en la prostitución y otros crímenes, pero nunca he visto algo así, con gemelos siendo usados para reclutar víctimas”, dijo el Agente Especial Michael A. Barker, quien investigó el caso con la Agente Especial Carrie J. Landau de la División de Chicago del FBI.

En 2010, los gemelos pasaron varios meses en una prisión de menores por el crimen de tráfico sexual. Debido a esa instancia, ambos estaban en el radar del FBI y del alguacil de Cook County, Illinois. Poco después de su liberación, comenzaron a trabajar para su padre de nuevo.

Gemelos, reclutados

Los gemelos Lockett reclutaban a chicas en los centros comerciales de Chicago. Coqueteaban con ellas, se presentaban como buscadores de talento y les preguntaban si querían ganar dinero simplemente saliendo con hombres. Las que estaban interesadas, eran presentadas a Nicholson, el padre de los gemelos. Él las fotografiaba parcialmente desnudas y como prueba antes de ponerlas a trabajar, las hacía tener relaciones sexuales con uno o ambos gemelos antes de que empezaran a trabajar oficialmente.

Para atraer a nuevas víctimas, uno de los gemelos usaba a su novia, que era menor de edad, para reclutar a chicas desde su cuenta de Facebook. La chica publicaba fotos mostrando dinero y artículos costosos. “Todas sus amigas veían eso y le preguntaban cómo hacía para tener tanto dinero”, dijo el agente Barker. La novia después le presentaba a las amigas que estaban interesadas.

Los gemelos también buscaban adolescentes que vivían en el área de Muncie, Indiana, a través de Facebook. Según Barker, alagaban a las menores parar ver si alguna respondía.

“A veces, los Lockett eran bastante directos y decían cosas como, ‘Busco chicas guapas para prostituir. Te volverás rica, y yo también’”, dijo Barker. “Algunas chicas estaban cansadas de ser pobres y los gemelos se aprovechaban de eso”.

Pero las víctimas casi nunca recibían el dinero por prostituirse, y Nicholson y los Lockett las controlaban con violencia que incluía violaciones y drogas. “Estas jóvenes eran básicamente esclavas”, dijo Barker.

Eventualmente, los gemelos comenzaron a reclutar sin la ayuda de su padre. Pero Nicholson siguió en el negocio por sí mismo con su propia página web donde publicaba fotos de las jóvenes y su número de teléfono.

El secuestro

En 2013, mientras que el FBI y los oficiales del condado de Cook armaban el caso contra los tres hombres, los Lockett secuestraron a una mujer de 18 años en Minnesota y la llevaron a Chicago. La mujer logró escapar y contactó a la policía. Esto causó aún más presión para los investigadores que tenían que detener a los delincuentes.

“Sabíamos lo que estaban haciendo, y estábamos construyendo nuestro caso. Después sucedió esto, y nos tuvimos que mover rápido”, dijo Barker.

El allanamiento y detención

Las autoridades detuvieron a Myrelle el día después de que la joven se escapó, Tyrelle fue detenido en mayo del 2014, y Nicholson en julio del 2015.

Hallanamiento a hogar

En el allanamiento de la casa de Nicholson descubrieron celulares, una lista de clientes, una lista de los nombres de las jóvenes con apodos de nombres de calles y la calificación de cada chica que trabaja para él. Su computadora contenía fotos de las víctimas, así como las de sus hijos. Las autoridades también usaron una orden de allanamiento para capturar material incriminatorio de los perfiles de Facebook de los gemelos.

Nicholson se declaró culpable en 2016 de un cargo de tráfico sexual de un menor. Un juez federal lo condenó en marzo a 16 años y ocho meses de prisión. Los gemelos se declararon culpables de un cargo de transporte de un menor con la intención de prostitución y fueron sentenciados por el mismo juez a 17 años y ocho meses. Los tres también fueron condenados a pagar restitución a algunas de sus víctimas.

Para Barke y Landau, este caso sirve como un importante recordatorio para los padres. “Muchas de estas chicas tenían padres que las querían. El problema era que muchas de ellas trabajaban mucho, estaban cansadas y se sentían reprimidas”, dijo Barker. “Los padres tienen que estar involucrados en todo lo que hacen sus hijos, con sus celulares y sus vidas privadas”.

Cómo contactar al FBI

Se dijo que si cuentas con información sobre actividades relacionadas con algún crimen de tráfico sexual, llama sin costo a la línea del FBI: 1-800-CALL-FBI (1-800-225-5324). También puedes contactar al FBIa través de sus oficinas locales o en la embajada o consulado de Estados Unidos más cercano.(Fuente: Contenido Latinjo).