SAN DIEGO.- Los crímenes contra personas mayores aumenta con el paso de los años en el condado y los principales agresores son los hijos y nietos, declaró en entrevista para El Latino María Calle, trabajadora de la oficina del Fiscal Asistencia para Víctimas en San Diego.

María lleva trece años atendiendo casos de violencia contra adultos mayores y dice que pueden ser muchas las causas que explican el incremento del índice de abusos.

“Tal vez hay más jóvenes violentos o más adultos mayores desprotegidos pero antes no se cometían tantos crímenes”.

Cuando la persona tiene 65 años o más y sufre algún tipo de violencia se considera un delito.

Los crímenes que más se comenten en contra de las personas mayores son desde el robo de artículos y dinero en las calles y el hogar hasta los abusos físicos y sexuales. Se llega incluso a atentar contra la vida de las personas en ese estado, señaló.

María Calle explico que aunque parezca increíble, son los hijos y los nietos quienes agreden con mayor frecuencia a sus padres y abuelos, sobre todo a las mujeres. Lo hacen porque crecieron observando violencia en el hogar y lo consideran normal.

La oficina del Fiscal Asistencia para Víctimas en el condado asiste alrededor de mil casos de adultos mayores violentados cada mes.

Es en el norte del condado donde se registran más crímenes contra este grupo vulnerable de la sociedad.

Respecto a la cultura hispana, María Calle dijo que, a diferencia de otros grupos, los latinos se abstienen de denunciar este tipo de abusos. Existe una tendencia a proteger a los miembros de la familia abusivos.

La entrevistada comentó que aunque la unidad familiar es una tradición dentro de la comunidad hispana, lo cierto es que abundan casos en los que hace falta mayor respeto a los mayores para evitar abusos y abandono.

Para denunciar cualquier tipo de violencia contra personas mayores se puede comunicar al número 1-800-510-20-20 y si se trata de un delito al 619-531-3245.

Michelle Salazar

Ellatinoonline.com