SACRAMENTO, CA.- Al día de hoy lunes 16 de octubre, los incendios que azotan el norte de California habían causado la muerte de 41 personas, se habían quemado 213 mil acres de vegetación y destruido aproximadamente 5,700 estructuras.

Dicho balance lo dio a conocer esta mañana el Departamento de Bomberos de California (CalFire).

De hecho, indicó que esta mañana un conductor de un vehículo donde se transportaba agua asignado al incendio que tiene lugar en el área conocido como Las Monjas, en Oaville, perteneciente al condado de Napa, murió como consecuencia de una volcadura.

No obstante, la buena noticia es que las cifras de áreas donde se han contenido los incendios han aumentado y con ello las evacuaciones de personas (más de 40,000). También la Bandera Roja de Alerta ya ha sido levantada, al menos por hora, aunque existe posibilidad de que continúen los vientos las últimas dos semanas de octubre.

Un factor a tomas en cuenta, afirmó la fuente, es que “las órdenes de evacuación están siendo revaluadas y los residentes que regresan a su casa están siendo advertidos que deben actuar con cautela ya que “las condiciones peligrosas pueden permanecer”.

Indica que aunque persisten condiciones calurosas y secas, al menos los vientos de Santa Ana han disminuido y los pronósticos anticipan “vientos ligeros”.

Se dio a conocer asimismo que en las poblaciones de Tubbs, Sonoma, Napa, Calistoga y Santa Rosa, donde tienen lugar 4 incendios, se han confirmado 23 víctimas mortales (civiles), quemado 36 mil 390 acres de maleza y vegetación, un número significativo de estructuras destruidas, con el 70% de contención de los siniestros.

En la comunidad del condado de Mendocino, por su parte, los daños se han presentado en Redwood Valley, Sulfure y Potter Valley, con 2.207 acres alcanzados por el fuego y el 85% contenido.

Asimismo, en el condado de Yuba y Nevada y las áreas de Loma Rica, Nuns Fire y Oakmont, estaban en proceso de contención 3 incendios más.

Por otra parte de la Agencia de Seguridad Ocupacional y Salud de California (OSHA, por sus siglas en inglés), emitió una advertencia para la seguridad de los trabajadores que laboran en las áreas en que tienen lugar incendios arrasadores.

“El humo de los incendios arrasadores contiene productos químicos, gases y partículas finas que pueden dañar la salud. El mayor peligro proviene de la respiración de las partículas finas, que pueden reducir la función de los pulmones, agravar el asma y otras condiciones actuales del corazón y los pulmones, y causar la toz y dificultad respiratoria”, alerta la agencia estatal.

Para información a la población afectada se proporcionó el sitio:

www.fire.ca.gov.