La Agencia Federal Antidrogas (DEA) reconoció en su evaluación anual que hay una “epidemia” de consumo de drogas opioides que causan muertes por sobredosis, un problema que también denuncian autoridades locales.

Advirtió que “la amenaza de los opioides, incluidos los medicamentos con receta controlada, el fentanilo y otros opiáceos sintéticos y la heroína, alcanza niveles epidémicos e impacta en partes importantes de los Estados Unidos”.

La agencia informó en su reporte anual que es la mayor epidemia vista por lo menos en los últimos diez años, pero advirtió que se trata de drogas cada vez más potentes y mortales.

El abuso en el consumo de drogas opioides es tal que “el número de muertes por sobredosis ha “superado en número a las muertes por armas de fuego, accidentes automovilísticos, suicidios y homicidios”.

Entre esas drogas se incluyen las metanfetaminas, cocaína, nuevas sustancias psicoactivas como el fentanilo y ahora el carfentanilo y la marihuana.

Hace unas semanas todas las agrupaciones policiacas en el condado de San Diego, incluidas las federales, advirtieron que hay un aumento en muertes por el consumo de carfentnilo que es “cinco mil veces más potente que la heroína y hasta diez mil veces más potente que la morfina”.

Las autoridades advirtieron que una cantidad de menos de dos gramos de esa droga se divide para producir miles de dosis mortales.

En su informe, la DEA insistió en que “nunca hemos tenido un momento más importante para usar todas las herramientas a nuestra disposición para luchar contra esta epidemia, y debemos permanecer firmes en nuestra misión de combatir todas las drogas peligrosas de abuso”.

Indicó que el fentanilo se mezcla cada vez más con diluyentes y se vende como heroína, a menudo sin presencia de heroína en el producto; y sigue altamente ampliamente disponible en la forma de píldoras falsificadas con receta comercializadas para ventas ilícitas en la calle.

En cuanto a metanfetaminas, indicó que es una amenaza que ha prevalecido. Las incautaciones de metanfetamina desde México han aumentado todos los años desde 2010, pero la producción nacional ha disminuido.

En tanto la disponibilidad y el uso de cocaína han aumentado significativamente, en parte debido a los incrementos récord en el cultivo de coca y la producción de cocaína en Colombia, la principal fuente del mercado de la cocaína en los Estados Unidos.

Aunque sin vincular con la venta de mariguana para consumo recreativo, la DEA indicó que la producción de marihuana en los Estados Unidos ha aumentado y la discusión nacional en torno a los esfuerzos de aplicación de la marihuana continúa en evolución.

Por cierto que la DEA en su informe destacó que “los cárteles mexicanos siguen siendo la mayor amenaza criminal de drogas en los Estados Unidos”.

“El Cartel de Sinaloa mantiene el área más extensa en los Estados Unidos, mientras que el Cártel Jalisco Nueva Generación ha aumentado su presencia en los Estados Unidos”, destacó la DEA en evaluación del año fiscal que recién terminó y con base en datos de más de cinco mil corporaciones policiacas en el país.

“Los cárteles son las principales fuentes de drogas al mayoreo para las pandillas domésticas responsables de la distribución a nivel de calle”, agregó la agencia son mencionar áreas específicas en que operan los carteles dentro de Estados Unidos.

Manuel Ocaño