Un fiscal experimentado en narcotráfico internacional que destacó por golpear al cartel de Sinaloa asumió el cargo de procurador federal para la región fronteriza de California con México, en los condados de San Diego e Imperial.

El nuevo procurador, Adam Braverman, dirigió en los últimos años una investigación que condujo a formular cargos a 125 miembros del cartel Sinaloa, incluidos mandos intermedios en la estructura de control de ese cartel

El cartel de Sinaloa es el que tiene mayor presencia en Estados Unidos, de acuerdo con un análisis de la Agencia Federal Antidrogas (DEA).

Braverman ha sido subprocurador contra el crimen organizado internacional desde el 2008 en San Diego.

En uno de sus más recientes puestos laborales, el procurador encabezó la Sección de Empresas delictivas, que descubre vínculos entre el narcotráfico internacional y las pandillas en las calles de Estados Unidos.

En declaraciones, el procurador entrante se comprometió “a buscar soluciones nuevas, integrales y de largo plazo para nuestros problemas más desafiantes, particularmente aquellos crímenes cometidos por organizaciones delictivas transnacionales”, declaró el funcionario al asumir el puesto.

Braverman tiene ahora la responsabilidad del Departamento de Justicia para la jurisdicción de los condados de San Diego e Imperial, que conforman toda la frontera de California con México.

Entre otros crímenes federales, deberá responder por “delitos relacionados con el terrorismo, la corrupción pública, la explotación infantil, las armas de fuego, la inmigración y los narcóticos. La oficina también defiende a los Estados Unidos en casos civiles y recauda las deudas con los Estados Unidos”, informó su oficina de prensa.

El procurador entrante sustituye en el cargo a la también procuradora Alana Robinson, quien ocupó el puesto de manera interina desde que el presiente Donald Trump es mandatario.

Manuel Ocaño

Ellatinoonline.com